Actualizado 22/12/2010 9:16:20 +00:00 CET

El día que la sociedad española e Internet se hicieron oír

Máscara V de Vendetta
HAWKEN KING/FLICKR/CC

MADRID, 22 Dic. (Carlos Hergueta/Portaltic) -

Hace solo una semana, el 15 de diciembre, Red Sostenible enviaba un comunicado para denunciar que el Gobierno planeaba acelerar la aprobación de la disposición final segunda de la Ley de Economía Sostenible, llamada popularmente 'Ley Sinde', mediante el mecanismo conocido como "competencia legislativa plena".

La Comisión de Economía y Hacienda, compuesta por unos pocos diputados, iba a aprobar una ley que permitiría al Gobierno cerrar páginas web, presuntamente siempre con el argumento de que vulneraran derechos de autor. Saltaron las alarmas.

Al día siguiente, 16 de diciembre, la Asociación de Internautas se sumaba a denunciar este "atropello inadmisible" y facilitaba los datos de los diputados que iban a participar en la votación para que los ciudadanos expresaran sus quejas. Enrique Dans hacía lo propio con los correos en su popular blog.

Desde entonces comenzó una carrera de denuncias en la Red. Los diputados recibían llamadas y correos, los foros bullían, las redes sociales veían nacer grupos de protesta y los 'hashtags' de Twitter hacían referencia a la 'Ley Sinde' y su aprobación el martes 21 de diciembre. También se convocaron movilizaciones en el "mundo real".

Supuestamente cuando saltó la liebre, el PSOE contaba con PNV y CC y estaba a punto de conseguir el apoyo de CiU. La 'Ley Sinde' iba a salir adelante. Sin embargo, en una jornada intensa e histórica como la de ayer, 21 de diciembre, las cosas cambiaron. A lo largo del día el apoyo de los grupos se fue difuminando y la votación se fue prorrogando.

La votación de la 'Ley Sinde' fue desplazada hasta el final del pleno del Congreso y los usuarios la seguían con fervor. Twitter se convirtió en un auténtico hervidero en el que internautas de a pie y periodistas narraban la votación en tiempo real con una intensidad apabullante. Un servidor pensó que habría suicidios en masa cuando la señal del canal del Congreso se perdió momentáneamente.

Y finalmente el resultado fue el que conocemos hoy. El PSOE se quedó solo en su defensa de la ley e Internet, especialmente Twitter, explotaba entre vítores, felicitaciones y bromas sobre las críticas de Miguel Bosé y Alejandro Sanz a los políticos. Pululaba también el 'hashtag' #sindedimision. Los internautas se habían hecho oír.

El siguiente paso para la Ley de Economía Sostenible (LES) será su debate en el Senado a partir del 18 de enero y allí el PSOE, si quiere insistir en la comisión de propiedad intelectual que creaba la 'ley Sinde' con competencias para solicitar el cierre de páginas web, tendrá que presentarlo de nuevo como enmienda y buscar aliados, con la diferencia de que en la Cámara Alta no es el partido mayoritario.

Puede que hayas permanecido al margen de todo este proceso y que hayas sido mero espectador. Puede que no hayas alzado tu voz o incluso puede que ni siquiera estés muy al tanto de lo que se votó ayer. También puede que lo único que te interese sea poder seguir viendo películas pirateadas que dañan a la industria del entretenimiento. Pero la verdad es que la sociedad civil se apuntó un tanto anoche gracias a Internet y la libertad que representa.

Si piensas que aquellos que utilizan Twitter, crean blogs, votan y leen en comunidades de noticias, o las asociaciones de internautas no son más que unos frikis, amigo mío, no puede estar más perdido y equivocado. Gracias a gente como ellos, como tú mismo, hoy España es un poco más democrática. Dales, date, un aplauso.