Actualizado 17/01/2011 13:11 CET

Facebook abre el acceso a datos privados de los usuarios para las aplicaciones

pantalla para facilitar acceso a móvil y dirección. Desde Devellopers Facebook
DEVELLOPERS FACEBOOK

MADRID, 17 Ene. (Portaltic/EP) -

Los usuarios que lo deseen podrán compartir su número de teléfono y dirección en las aplicaciones, programas y juegos de Facebook. La compañía ha decidido ampliar el nivel de información al que tendrán acceso este tipo de contenidos.

Los usuarios deberán dar su aprobación y la información podrá ser utilizada por las aplicaciones utilizadas por cada usuario. El sistema de privacidad de la red social incorpora un formulario en cada aplicación para permitir el acceso a este tipo de información.

Las cuestiones de privacidad en Facebook tiene un amplio catálogo de polémicas. La última medida que ha decidido realizar la red social es la posibilidad de que los usuarios den acceso en las aplicaciones a su número de móvil y a su dirección.

El anuncio se ha producido en la página de desarrolladores de Facebook, donde se ha presentado una imagen con el formulario que aparecerá a la hora de usar por primera vez una aplicación. El sistema preguntará a cada usuario que tipo de información quiere que sea accesible por cada aplicación.

Facebook informa a los desarrolladores del código necesario para reproducir la pregunta sobre el nivel de privacidad en sus aplicaciones. También se especifica que con esta consulta las aplicaciones podrán acceder únicamente al teléfono y a la dirección de los usuarios que acepten, no de sus amigos.

La medida puede traer polémica puesto que es una fórmula para que las aplicaciones, muchas desarrolladas por empresas, puedan aumentar el acceso a información sensible de los usuarios. En cualquier caso la privacidad de los usuarios en principio se mantiene intacta puesto que son ellos los que deben aceptar el nivel de privacidad.

Las aplicaciones prácticas de facilitar el teléfono y la dirección a las aplicaciones se están valorando. El uso más claro parece ser el de facilitar la realización de pagos en las aplicaciones. Los usuarios que acepten facilitar sus datos a las aplicaciones tendrán que rellenar menos datos en posibles formularios, lo que haría que el proceso fuese más rápido.