Actualizado 07/07/2014 09:52

Google "está aprendiendo" cómo aplicar el derecho al olvido

MADRID, 4 Jul. (Portaltic/EP) -

   Tan solo cinco días después de que Google empezara a borrar los primeros resultados de búsqueda para cumplir con la sentencia sobre el 'derecho al olvido' ha surgido la primera polémica. Varios medios británicos han criticado el procedimiento de Google, que ha eliminado enlaces de sus noticias, y el buscador ha dado marcha atrás.

   El medio de comunicación BBC se ha enfrentado al buscador por haber eliminado una información donde se mencionaba a un importante banquero. Asimismo, The Guardian también protestó por el retiro de varios de sus artículos que tenían como protagonista a un árbitro de fútbol que mintió sobre un penalti.

   No está claro quién pidió a Google retirar las noticias, pero tras estas quejas de los medios británicos, el buscador ha dado marcha atrás en su decisión de retirar las informaciones del periódico The Guardian.

   El director de comunicaciones para Europa de Google, Peter Barron, quiso defenderse diciendo que la situación actual es "difícil", al mismo tiempo que reconoció que van "aprendiendo sobre la marcha".

   Según el periódico The Guardian, Google habría admitido que están "teniendo problemas iniciales" para aplicar un sistema que "revisa y después permite o rechaza un enlace" y que estos contratiempos se deben a que está actuando con "demasiada prisa".

   Lo que parece claro es que a Google no le está siendo nada fácil aplicar la sentencia europea sobre el 'derecho al olvido' en Internet.

   El 'derecho al olvido' recibió el visto bueno del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) el pasado 13 de mayo. A partir de entonces los ciudadanos tienen derecho a que se elimine de los motores de búsqueda información personal "inadecuada, irrelevante u obsoleta" acerca de ellos.

   Cualquiera puede solicitar la retirada de un enlace a motores de búsqueda como Google y Bing y en este punto es donde puede surgir la controversia.

   Los buscadores son, según el TJUE, responsables de los datos personales que aparecen en las búsquedas. Concretamente, Google es el responsable del 90 por ciento de todas las búsquedas online que se efectúan en Europa.

   El gigante de las búsquedas puso en marcha un formulario online con el que acataba el 'derecho al olvido' defendido por el TJUE y a través del cual los ciudadanos europeos pueden solicitar la eliminación de aquellos enlaces que consideren que contienen material censurable.

   Google ha dicho que ha recibido 70.000 solicitudes de usuarios europeos desde mayo para eliminar enlaces a más de 276.000 páginas web.

Más información