Alen Wu (Oppo) reconoce que las tensiones comerciales entre China y EEUU tienen un "impacto global" en la industria

El vicepresidente de Oppo, Alen Wu, en el evento de la compañía en Milán
EUROPA PRESS
Publicado 19/11/2018 16:47:39CET

   MADRID, 19 Nov. (Portaltic/EP) -

   Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China están teniendo una fuerte repercusión en los mercados y el sector tecnológico vive esta situación con especial preocupación. El vicepresidente de Oppo, Alen Wu, reconoce que esta coyuntura tiene un "impacto global" en la industria, aunque no sea su empresa una de las más afectadas.

   "Esta crisis afecta el sector en su conjunto, pero no tiene un impacto particular en nuestra marca respecto a otras", ha precisado Alen Wu, incidiendo en que son las compañías chinas que trabajan en redes las que se han visto más dañadas por los vetos de Estados Unidos. "Nosotros estamos muy centrados en los 'smartphones' y, de hecho, aún no hemos comercializado nuestros productos en Estados Unidos", añade.

   Oppo acaba de aterrizar en España, uno de los países elegidos - junto con Italia, Francia y Holanda - para dar el salto a Europa. Pese a ser el cuarto mayor fabricante de móviles a nivel mundial, Oppo concentra la mayor parte de sus ventas en China e India y ahora se ve inmerso en pleno proceso de expansión internacional.

   Los terminales de la compañía se fabrican en China, con la mitad de los componentes de casa y un 50 por ciento traídos de fuera - Estados Unidos, Japón o Taiwán, entre otros países -. El vicepresidente de Oppo ve en la innovación tecnológica y la belleza del diseño los puntos fuertes de la empresa que les diferencian de otras marcas, y sitúa sus terminales en una gama "media-alta" dentro del mercado.

LOS PRODUCTOS 5G LLEGARÁN A EUROPA EN 2019

   Durante un encuentro con un reducido grupo de periodistas en Milán (Italia), el vicepresidente de Oppo ha confirmado que los productos 5G de la marca llegarán a Europa en 2019 y confía en que la compañía juegue "un papel importante en este mercado". "Estamos en negociaciones con los diferentes operadores para ver cómo lo comercializaremos", ha asegurado.

   Alen Wu reconoce que la decisión de introducir el 5G en 2019 responde más a "una forma de hacer marca y de probar la red para los operadores que un uso real". En este sentido, cree que "será en 2020 cuando de verdad se desarrolle este mercado", confiando en que se encuentre la 'killer application' (aplicación disruptiva) que de verdad cambie la forma en la que se usa la red y modifique el día a día de los usuarios.

   Por ello, tiene claro de que se abre "una época de oportunidades" y adelanta que el contenido audiovisual y los servicios en la nube serán claves en esta transición. "Llegaremos a calidades de reproducción y velocidades de descarga nunca vistas", sentencia.

MENOS DE UN 2% DE TASA DE AVERÍAS

   Otro de los puntos clave para Oppo es la calidad de sus terminales. La compañía china quiere convertirse en la más fiable y Alen Wu explica su estrategia: "Cuando Nokia era la gran empresa más importante del sector móvil solo el 4 o 5 por ciento de sus móviles necesitaban ser reparados; otras empresas chinas están en el rango del 10 por ciento y nosotros creíamos que lo podíamos hacerlo mejor, bajando del 2 por ciento".

   El vicepresidente de Oppo considera que este esfuerzo va a tener una repercusión en todo el mercado, haciendo que la calidad de los móviles chinos - en su conjunto - mejore. Este punto se ve complementado con una extensa red de servicios técnicos "capaz de solucionar fácilmente cualquier problema que pueda surgir".

   Este ecosistema ya está creado en China, donde Oppo es una de las compañías líderes, y ahora la marca quiere exportarlo a Europa. "Ya trabajamos con los mejores proveedores de servicios del mercado, pero según crezca nuestra presencia de productos irá creciendo la red de servicios", ha apostillado.

   Además, avanza que Oppo está trabajando en un "sistema global de garantías", que cubra a los usuarios independientemente de dónde y cómo compren un terminal de la marca. "Estamos trabajando en su diseño, aunque va a costar tiempo implementarlo", reitera Alen Wu, quien insiste en situar al cliente en el centro de su estrategia como marca.

LA 'MASIA' DE LA TECNOLOGÍA

   Oppo empezó a hacerse un nombre en España gracias a su patrocinio del Fútbol Club Barcelona y quiere seguir buscando 'partners' que encajen con el ADN en el marco de la expansión de la marca por Europa. "Lo que tenemos en común con el Barcelona es el apoyo al talento joven y su intento de perseguir la belleza, con un estilo de fútbol muy artístico", añade Alen Wu.

   La empresa china también tiene un acuerdo con Lamborghini, marca que da nombre a los dispositivos 'premium' de Oppo; y acaba de anunciar la apertura de un centro de diseño en Londres (Reino Unido), de donde espera que salgan grandes profesionales que puedan integrarse en algunos de los departamentos de la empresa.

Contador