Actualizado 08/08/2014 09:52

China prohíbe la compra de productos Apple con dinero público

MADRID, 8 Ago. (Portaltic/EP) -

   China ha prohibido la compra de diez de los productos de Apple con dinero público para las instituciones estatales por motivos de seguridad, según han informado fuentes oficiales a Bloomberg.

   El gobierno chino, a través de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma y el Ministerio de Economía, ha establecido una lista de productos que pueden adquirirse con dinero público para su uso en la Administración, en la que no figuran diez de los productos de Apple, especialmente iPads y Mac.

   Los motivos se encuentran en la escalada de tensión entre algunos países y Estados Unidos con motivo del programa de vigilancia electrónica realizado por la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés) desvelado el año pasado por el ex agente de la CIA Edward Snowden.

   China es un mercado importante para Apple, donde la compañía de Cupertino ha facturado, en el segundo cuarto de 2014, el 16 por ciento de sus ingresos, según datos de Bloomberg. Además, las ventas de iPads y Mac se han incrementado en un 51 por ciento y en un 39 por ciento, respectivamente, según ha comentado el CEO de Apple, Tim Cook.

   Los productos de Apple no son, sin embargo, los primeros procedentes de compañías estadounidenses en ser vetados en China. La Administración pública en el país asiático recibió orden de no adquirir los antivirus de Symantec Corp. y Kaspersky Lab, así como tampoco lo ordenadores y programas de Microsoft.

SIGUIENDO LOS PASOS DE RUSIA

   Rusia ha solicitado en el mes de julio a las compañías Apple, Microsoft y SAP el código fuente de sus productos, con el objetivo de asegurarse de que ninguna de estas compañías utiliza sus productos como herramientas de espionaje dentro de las fronteras rusas.

   Con esta medida, y según declaraciones del ministro de Comunicaciones ruso Nikolai Nikiforov recogidas por Reuters, Rusia quiere asegurase de que se respetan los derechos de los consumidores y de las empresas en relación con los datos privados guardados en los dispositivos que utilizan, así como garantizar la seguridad de los intereses nacionales.

Más información