Denuncian ante las autoridades suecas una app anticonceptiva tras detectar decenas de casos de embarazos no deseados

Actualizado 16/01/2018 15:05:28 CET
Natural Cycles app anticonceptiva
NATURAL CYCLES

   MADRID, 15 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El hospital Södersjukhuset de Estocolmo (Suecia) ha denunciado a las autoridades del país una aplicación móvil anticonceptiva llamada Natural Cycles, tras detectar decenas de casos de mujeres usuarias que han quedado embarazadas sin proponérselo.

    Natural Cycles se presenta como "un método anticonceptivo natural no hormonal y no invasivo", una aplicación móvil que se basa en los datos recogidos por un termómetro basal --que mide la temperatura más baja del cuerpo-- que detecta los cambios de temperatura a lo largo del ciclo menstrual para determinar los días fértiles de la mujer.

   En base a los datos aportados a lo largo de varios meses por las usuarias, la aplicación 'aprende' a conocer cuáles son los días fértiles del mes, que indica con un color rojo, y cuáles no, que indica en color verde, de tal forma que, según la aplicación, la mujer puede tener relaciones sexuales sin protección en los días 'verdes'.

   Según ha recogido el medio sueco The Local, el hospital denunciante atendió, en un periodo de cuatro meses a finales de 2017, a casi 40 mujeres que se habían quedado embarazadas siguiendo esta aplicación como método anticonceptivo.

   Los responsables de la aplicación han defendido en un comunicado enviado al medio citado que "ninguna contracepción es cien por cien segura y los embarazos no deseados son un riesgo desafortunado con cualquier contracepción".

   En su web, Natural Cycles informa de que "estudios clínicos" han demostrado que la efectividad de esta aplicación es "comparable a la de otros métodos convencionales", y cita que "la tasa de eficacia es del 99% en un uso perfecto y del 93% en un uso típico".

   Además de estar destinada a la anticoncepción, la aplicación defiende su uso como herramienta para ayudar a las mujeres a conocer y comprender cómo funcionan su cuerpo y su ciclo menstrual. Asimismo, avisa de que su uso no protege frente a enfermedades de transmisión sexual.