Publicado 11/05/2022 09:33

IBM planea ofrecer sistemas de computación cuántica de más 4.000 qubits en 2025

La IA y la computación cuántica
La IA y la computación cuántica - IBM

   MADRID, 11 May. (Portaltic/EP) -

   IBM ha anunciado este miércoles la ampliación de su hoja de ruta en computación cuántica con el objetivo de alcanzar el desarrollo de sistemas de más de 4.000 qubits en 2025.

   La compañía emprendió su viaje en la computación cuántica en la nube en 2016, mientras que en 2017 presentó un kit de desarrollo de 'software' de código abierto para programar sus computadoras, llamado Qiskit.

   En 2019, presentó su primer sistema informático cuántico integrado, IBM Quantum System One y, en 2020, anunció que planeaba convertir las computadoras cuánticas en una tecnología comercial.

   Ya en 2021 lanzó IBM Quantum Eagle, de 12 qubits y Qiskit Runtime, un entorno para la ejecución de sistemas clásicos y cuánticos creados para admitir grandes velocidades.

   Ahora, IBM ha actualizado su hoja de ruta y ha anticipado en un comunicado cuáles son sus planes a medio plazo, de aquí a 2025, cuando espera tener a punto un sistema de computación cuántica de más de 4.000 qubits.

   Este procesador de computación cuántica estará construido con múltiples cluster de procesadores escalados modularmente y será posible gracias a subprocesos como la implementación de un 'software' madurado.

   De ese modo, para continuar aumentando la velocidad de los programas cuánticos en 2023, planea introducir nuevas tareas en Qiskit Runtime.

   En los dos años siguientes, en cambio, pretende introducir técnicas de supresión y mitigación de errores en este 'software', para que los usuarios puedan concentrarse en mejorar la calidad de los resultados obtenidos del 'hardware' cuántico.

   En ese sentido, ha anunciado que irá probando los límites de los procesador con los modelos 'Osprey', de 433 qubits en 2022 y 'Condor', de 1121 qubits, cuyo lanzamiento está previsto para 2023.

   "No planeamos crear computadoras cuánticas a gran escalada integrados en un chip gigante. En su lugar, estamos desarrollando formas de vincular los procesadores en un sistema modular escalable sin limitaciones físicas", ha señalado la compañía en este escrito.

   Para abordar esta escala, va a presentar tres procesadores con diferentes capacidades y funcionalidades, que son 'Heron', 'Crossbill' y 'Flamingo'.

   El primero de ellos, 'Heron', es un procesador de 133 qubits con 'hardware' de control que permite la comunicación clásica en tiempo real entre procesadores separados.

   El segundo, 'Crossbill', es un procesador de 408 qubits que se fabricará a partir de tres semiconductores conectados por acocladores, que permiten mantener una conexión de redes hexagonales en múltiples chips.

   Finalmente, en 2024, IBM planea presentar el procesador 'Flamingo', de 462 qubits, que presenta un enlace de comunicación cuántica incorporado.

   Asimismo, la compañía pretende lanzar una demostración de esta arquitectura vinculando, al menos, tres procesadores 'Flamingo' en un sistema de 1.386 qubits.

   Gracias a estas iteraciones, podrán desarrollar el procesador definitivo, cuyo lanzamiento está previsto para 2025. Ese año presentarán 'Kookaburra', un procesador multichip de 1.386 qubits con un enlace de comunicación cuántica.

   Como demostración para los usuarios, IBM conectará tres de estos semiconductores de un sistema de 4.158 qubits conectados por comunicación cuántica.

   "La combinación de estas tecnologías (paralelización clásica, procesadores cuánticos multichip y paralelización cuántica) nos brinda todos los ingredientes que necesitamos para escalar nuestras computadoras a donde sea que nos lleve nuestra hoja de ruta", ha reconocido la compañía en este comunicado.

   No obstante, ha augurado que para 2025 habrá eliminado los principales límites en la forma de escalar los procesadores cuánticos con 'hardware' cuántico modular, electrónica de control y la infraestructura criogénica que lo acompañan.

   Finalmente, la firma ha apuntado a que, además de la construcción de estos sistemas de gran capacidad y velocidad, está tratando de inducir un cambio de paradigma en el campo de la informática.

   "Ahora, IBM está marcando el comienzo de la era de la supercomputadora centrada en la cuántica, donde los recursos cuánticos (QPU) se entretejerán con CPU y GPU en una estructura informática", ha añadido.

    Para concluir, IBM ha asegurado que este cambio de paradigma "será el equivalente a reemplazar los mapas de papel con satélites GPS".

Contador

Para leer más