Actualizado 24/03/2010 20:12 CET

Los operadores apremian al Gobierno a clarificar el reparto de espectro y amenazan con no invertir

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los operadores de telecomunicaciones apremian a la Administración a clarificar las condiciones del reparto de las frecuencias de 900 megaherzios, el denominado proceso de 'Refarming', así como el concerniente al 'dividendo digital', y amenazan con no invertir hasta no conocer cuáles van a ser las "reglas de juego".

En este sentido, el director general de Orange, Fernando Ballestero, afirmó que la filial española de France Telecom no invertirá en banda ancha móvil hasta que sepa "qué ocurre con el espectro". Asimismo, el directivo indicó que el actual despliegue en redes de nueva generación es "limitado".

Del mismo modo, el consejero delegado de Yoigo, Johan Andsjö, señaló que la compañía prevé invertir un 13% más en cobertura de redes, pero que centrará esta inversión en la primera parte del año, ya que su inversión para el resto del año dependerá de lo que ocurre con el 'Refarming'.

Por su parte, el director de Servicios Jurídicos y Regulación de Vodafone, Pedro Peña, manifestó que no hay despliegue de redes de nueva generación porque no se ha solucionado la cuestión regulatoria respecto a estas redes y descartó que haya una "evitabilidad" respecto a las inversiones en fibra óptica.

"La telefonía móvil en Europa ha sido un gran éxito, porque se daban una serie de condiciones, como una regulación que permitía la libre competencia entre compañías, y una apuesta de inversiones por parte de los grupos empresariales. No está claro que estas condiciones se den aquí", manifestó Peña.

Asimismo, Peña indicó que el modelo fijo "privilegia" a los operadores incumbentes, que obtienen entre el 60 y el 80% del 'cash flow' generado en las comunicaciones fijas y que se ven "beneficiados sustancialmente" por la regulación.

Por otra parte, el directivo indicó que es fundamental que las plataformas sean "abiertas" y que se eliminen barreras entre los proveedores de contenidos y publicidad 'online' y los proveedores.

"La visión predominante en Estados Unidos es que la relación con el proveedor de contenidos la tiene Google y la relación con el cliente la tiene el operador de red, que sólo puede financiar las inversiones futuras con los ingresos que recibe de los clientes", explicó Peña.

El directivo explicó que Vodafone propone un sistema abierto donde puedan existir interrelaciones entre todos los agentes de la cadena de valor y que el proveedor de contenidos pueda pagar al proveedor de red por colocar sus contenidos con una determinada calidad y de una manera "no discriminatoria y objetiva".

Por su parte, el director de operaciones y regulación de Telefónica, Enrique Carrascal, instó a mejorar el marco regulatorio actual, eliminando barreras, así como "cargas evitables" que soportan las operadoras.

"Las oportunidades del sector son brutales, es una industria vital, ya que a pesar de la crisis los clientes no renuncian a los servicios de comunicaciones aunque si racionalizan el gasto", apuntó Carrascal.