Actualizado 05/06/2020 7:06:32 +00:00 CET

Solo el 10% de los españoles recicla su móvil en puntos verdes y un 47% guarda los dispositivos antiguos en casa

Varios smartphones.
Varios smartphones. - DANIEL ROMERO / UNSPLASH

   MADRID, 4 Jun. (Portaltic/EP) -

   Solo el 10 por ciento de los usuarios españoles de teléfonos móviles los recicla en puntos verdes cuando dejan de funcionar y, cuando se deja de usarlos, un 47 por ciento almacena sus dispositivos en casa.

   Así se extrae del I Barómetro de la Vida Digital en Europa realizado por la empresa europea de seguros para móviles Celside Insurance, junto al analista Harris Interactive, coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este viernes 5 de junio.

   Esta efeméride aboga por un consumo sostenible, que apueste por el reciclaje y la reutilización de bienes como electrodomésticos y dispositivos electrónicos, que cada año generan cerca de 50 millones de toneladas de residuos.

   Los datos del estudio de Celside ponen de manifiesto que solo un 10 por ciento de los españoles deposita su teléfono móvil en puntos de reciclaje específicos, un porcentaje algo mayor al de los franceses (9 por ciento) o portugueses (3 por ciento).

   Cuando deciden cambiar de teléfono, un 47 por ciento de españoles almacena el antiguo en su casa, un 31 por ciento se lo da a otra persona, un 10 por ciento lo vende en Internet y un 1 por ciento lo tira junto al resto de desechos.

   Por edades, los que más ceden o venden sus teléfonos a otras personas tras haberlos usado son los españoles más jóvenes, de entre 18 y 14 años, en un 34 por ciento, frente al 26 por ciento de los mayores de 45 años.

   "Es importante aumentar el conocimiento de los beneficios que supone [el reciclaje del móvil o la compra de un dispositivo reacondicionado], especialmente para el medio ambiente y asegurar a los usuarios garantías de funcionamiento", como explica Sadri Fegaier, CEO de Celside Insurance.

LA MAYORÍA CAMBIA SIN NECESIDAD

   El 57 por ciento de los españoles afirma que ha cambiado su modelo de dispositivo cuando el anterior aún seguía funcionando. Son los hombres, en un 62 por ciento de los casos, los que más optan por esta nueva adquisición. Comprar un dispositivo más reciente es el motivo principal del cambio.

   Aunque la mayoría, un 55 por ciento, afirma que consideraría adquirir móviles de segunda mano o reacondicionados por motivos de precio y contribución a la economía circular, solo un 17 por ciento lo ha hecho.

   Los jóvenes españoles entre 18 y 24 años son los que más han puesto en práctica la compra de un móvil de segunda mano: un 39 por ciento lo ha hecho, frente al 32 por ciento de los franceses y el 28 de los portugueses de la misma edad.

6 DE CADA 10, DISPUESTOS A REPARAR

   La opción de reparar un móvil es preferible antes que comprar uno de segunda mano, y según datos de Celside, seis de cada diez (un 60 por ciento) de los españoles estarían dispuestos a arreglar o reacondicionar su dispositivo móvil para alargar su vida útil antes de comprar una nuevo. Entre los jóvenes de 18 a 24 años esta opción aumenta hasta un 74 por ciento.

   En cuanto a los países vecinos, el 72 por ciento de los portugueses y el 54 por ciento de los franceses apostarían por darle una segunda oportunidad a su móvil antes de adquirir uno nuevo.

   Entre el 45 por ciento de los españoles que no contempla la compra de dispositivos de segunda mano, prima el hecho de no estrenar un teléfono (46 por ciento) o la inquietud de que su funcionamiento no sea el adecuado (41 por ciento).

496652.1.260.149.20200604170414
Vídeo de la noticia