Actualizado 02/06/2015 12:47 CET

El gobierno ruso podrá espiar a los dueños de terminales Yotaphone

Para leer más

MADRID, 2 Jun. (Portaltic) -

   El Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia estará habilitado para interceptar llamadas, comunicaciones o archivos a todos los usuarios que dispongan de un terminal Yotaphone sin restricciones operativas, pero con una orden judicial de por medio, según ha informado el medio ruso Hi-Tech.

   Lo más llamativo de esta revelación es que proviene del máximo responsable de la empresa Rostech Corporation, que fabrica estos 'smartphones', Sergey Chemezov. "No tiene sentido tratar de impedir el acceso a las conversaciones y archivos escudándose en la privacidad de los usuarios. El interés general está por encima del interés particular", ha afirmado al medio ruso Hi-Tech.

   No habrá restricciones para el servicio de espionaje ruso, que tendrá acceso a toda la información de los usuarios. "No tenemos derecho a vender teléfonos en el mercado que no cuenten con esto porque podrían ser utilizados por terroristas o criminales", ha explicado Chemezov.

   De hecho, llega a hacer mención directa a la competencia, y califica al iPhone de Apple como el terminal que puede llegar a ser la herramienta perfecta para los terroristas dado el sistema de datos cifrados que permite.

   Sin embargo, estas declaraciones parecen haberse sacado de contexto, según el medio Phone Arena, que se ha puesto en contacto directo con la compañía fabricante de Yotaphone. En dicho medio aseguran que Sergey Chemezov hace referencia a la ley federal sobre actividades de registro que controla las acciones de los servicios federales en caso de seguridad nacional. "Queremos dejar claro que los servicios especiales de la Federación Rusa solo podrán acceder a la información en un YotaPhone si existe una orden judicial. Exactamente igual que pueden acceder a móviles de otros fabricantes (Samsung, Apple y otros)", han matizado.

   El YotaPhone es conocido mundialmente por tener un dispositivo con dos pantallas: una tradicional táctil en el frente y otra con una pantalla de tinta electrónica en el dorso del teléfono.