Publicado 29/04/2022 11:57

Los jugadores tramposos en Call of Duty no podrán ver a los oponentes durante las partidas

Call of Duty: Vanguard
Call of Duty: Vanguard - ACTIVISION BLIZZARD

   MADRID, 29 Abr. (Portaltic/EP) -

   Activision continúa implementando nuevas medidas en su lucha contra el juego desleal en Call Of Duty y ha introducido una nueva regla que impide a los tramposos ver a sus oponentes durante las partidas.

   Este controlador de seguridad antitrampas que funciona a nivel de kernel de PC forma parte del sistema antitrampas denominado Ricochet y se ha lanzado globalmente esta semana para Call of Duty: Vanguard, según ha explicado la compañía en un comunicado.

   Ricochet estuvo disponible por primera vez en Call of Duty: Warzone y, tras pasar por un período de revisión de sus últimas actualizaciones, ha llegado a esta última saga, que se lanzó en noviembre de 2021, con una novedad que beneficiará a los jugadores legítimos.

   Según ha informado Activision, los desarrolladores del videojuego han llevado a cabo una técnica llamada 'Cloaking', que consiste en encubrir a los oponentes de aquellos jugadores que están haciendo trampas durante las partidas.

"Los personajes, las balas e incluso el sonido de los jugadores legítimos serán indetectables para los tramposos", ha explicado la compañía, que ha puntualizado que los oponentes sí podrán visualizar a los farsantes.

   Esta técnica de mitigación tendría similitudes con otra ya implementada en el juego a finales de febrero llamada 'Damage Shield' (escudo de daño). Esta protege a los jugadores legítimos y les concede una ventaja en combate frente a sus rivales.

   De este modo, cuando detecta un tramposo en acción en tiempo real, desactiva su capacidad de infligir daño a los demás jugadores, pero lo mantiene expuesto al fuego enemigo, por lo que los rivales pueden acabar con él.

   Activision ha indicado que continúa trabajando en sus sistemas antitrampas para que la experiencia de los jugadores legítimos durante las partidas sea la correcta y deseada.

   "Entendemos que por cada avance que hacemos, los trampososos están trabajando para eludir estas actualizaciones", ha comentado. Además, ha animado a los jugadores a seguir realizando informes del juego y reportar a los que hagan trampas.

En este sentido, conviene recordar que a finales del pasado año la compañía suspendió casi 50.000 cuentas en un solo día por hacer trampas gracias al uso de Ricochet.

   Call of Duty: Vanguard está ambientada en los orígenes de las Fuerzas Especiales y su rol en el transcurso de la historia. La campaña para un solo jugador tiene a cuatro soldados de diferentes países como protagonistas, y también tiene una versión multijugador con 20 mapas.