Actualizado 23/09/2016 11:21 CET

Mafia III extrae la esencia de New Orleans para recrear la nueva sede del crimen organizado: New Bordeaux

   MADRID, 22 Sep. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Mafia III llegará a las tiendas el próximo 7 de octubre, pero 2K y Hangar 13, los responsables del nuevo título de la saga, han querido profundizar en uno de los apartados que más destacan en el juego: la ambientación.

   El último título de la saga se desarrolla en 1968, en New Bordeux, una ciudad con vida propia que se asienta sobre New Orleans, pero que va más allá de lo que podamos conocer de la ciudad del jazz, tras el turno de Nueva York, Chicago y San Francisco en juegos anteriores.

   "Es importante para nosotros no copiar la ciudad; no intentamos recrear exactamente cómo es la ciudad. Tratamos de extraer su esencia", como explica el director de Diseño de Hangar 13, Matthias Worch, en un encuentro con la prensa. La idea es que el jugador reconozca elementos ya conocidos, pero que se mueva por una ciudad totalmente nueva.

El jugador reconocerá elementos icónicos como el barrio francés, los carnavales del Mardi Gras, los pantanos con caimanes o los muelles del río Mississippi, pero no son más que una base para que el jugador comprenda cómo vive New Bordeaux.

    "Cada parte de la ciudad es diferente", cuenta Worch. "Cuando conduces por la ciudad sabes en que sitio te encuentras". La ciudad se divide en diez distritos, perfectamente diferenciados, en los que el jugador sabe qué grupo controla cada zona, qué negocios se realizan.

   El jugador se pondrá en la piel de Lincoln Clay, quien regresa de la guerra de Vietnam y descubre que su familia ha sido traicionada y asesinada por la mafia italiana, lo que le llevará a unirse a la mafia negra para llevar a cabo su venganza.

    Pero en el camino, el jugador encontrará una ciudad entera por explorar y misiones que realizar. El nivel de detalle que se ofrece en un mundo abierto es mayor, porque el jugador decide a dónde va e interactúa con la ciudad. Y la historia de Mafia III, como explica Worch, es como un puzle, un "mosaico" donde el jugador "será capaz de unir las piezas de la historia por sí mismo".

   Desde Hangar 13, han tejido un "tapiz completo del crimen organizado que ocurre en New Bordeaux". Su intención es transmitir al jugador que está ante una "historia fuerte", que podrá explorar, uniendo las distintas piezas de la historia, para llega a conocerla a fondo.