MOQI es el nuevo móvil para jugadores con 'joysticks' que recuerda a la PS Vita

Actualizado 18/01/2019 17:43:56 CET
MOQI
INDIEGOGO 

   MADRID, 18 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

MOQI es un 'smartphone' diseñado para videojuegos de la firma Snail Digital que recrea el aspecto de una videoconsola portátil tipo PS Vita gracias a sus dos 'joysticks' separados por una pantalla full HD.

    MOQI, en su campaña de financiación colectiva publicada Indiegogo, ha compartido las característica del último móvil para 'gamers'. MOQI es una filial de Snail Digital, una firma de juegos China con experiencia en el lanzamiento de teléfonos de juegos para el mercado chino.

   El MOQI es uno de sus primeros móviles dirigidos a los mercados globales de Snail Digital, aunque se parece mucho a un modelo que mostraba la marca hace un año y medio, el Mochi i7.

   El rasgo más característico de este terminal reside en su diseño, que recuerda mucho al de una consola portatil tradicional, como la PS Vita. El MOQI tiene una pantalla FULL HD de 6 pulgadas con un 'joystick' a cada lado y una configuración de controles que que pueden configurarse para que se ajusten al estilo de cada juego o del propio jugador. El móvil incluye una función de 'No molestar' para evitar que ninguna llamada o mensaje pueda interrumpir el curso del juego.

   MOQI funciona con un procesador Snapdragon 710 y su sistema operativo es el Android 8.1. Además, integra 6 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento ampliables, una cámara de 16 megapíxeles y una tubería de conducción de calor, que tiene como función enfriar el teléfono durante largos periodos de juego.

   Otro de los puntos fuertes del terminal es su batería de 6000mAh, la cual puede ser reemplazada por el usuario. Además, MOQI cuenta con un sistema de carga rápida Qualcomm QC 3.0 que supone un aumento de cuatro veces en los tiempos de carga convencionales.

   Los MOQI tiene iniciada una campaña de financiación colectiva en Indiegogo, donde espera recaudar 10.000 dólares a nivel global. Se empezarán a distribuir a nivel mundial en marzo de este año y su precio será de 699 dólares (615 euros), pero la compañía permite adquirir los primeros 50 terminales a un precio de 399 (350 euros) dólares y los siguientes cien, a 499 dólares (439 euros).