Actualizado 17/06/2013 17:35 CET

Las posibilidades de la vibración de los gatillos del mando de Xbox One

Las posibilidades de la vibración de los gatillos del mando de Xbox One
PORTALTIC

MADRID, 17 Jun. (Portaltic/EP) -

Entre las novedades de Xbox One, una de las cosas que llaman la atención es el nuevo mando de control. Microsoft quería demostrar sus posibilidades en el E3 celebrado la semana pasada en Los Angeles y para ello desplegó unas demos específicas para demostrar las posibilidades de la nueva resistencia progresiva que incluyen sus gatillos.

El mando de control de Xbox ha evolucionado de 360 a One. Aunque conserva la línea de diseño, ha cambiado en algunos puntos, como la pérdida de peso y volumen gracias a una batería integrada bastante compacta. En todo caso, la sensación al utilizarlo, de forma general, es prácticamente idéntica a la que ofrecía el anterior controlador oficial.

Sin embargo, el mando de Xbox One destaca por la vibración integrada en los gatillos, que ofrece una resistencia progresiva al pulsarlos en determinadas situaciones. Al igual que ocurre con la vibración general de los mandos, que comenzó a convertirse en estándar en consolas con el Rumble pack desarrollado por Nintendo para N64, el sistema está pensado para enfatizar la sensación que ofrecen diferentes videojuegos.

De entrada, la característica del mando de Xbox One será compatible con Forza 5. En este sentido, ya estaba disponible en las versiones de demostración del videojuego que se pudieron probar en el E3. Sin duda es una de las novedades que más llaman la atención de la nueva versión del simulador de conducción y demuestran las posibilidades de esta incorporación al mando.

Sin embargo, la compañía quiso demostrar que este nuevo tipo de vibración en el mando va más allá de los videojuegos de conducción, en los que los gatillos hacen las veces de pedales. Por ello, desplegó diferentes demos en el stand de Xbox en el Convention Center de Los Angeles, con las que demostrar las sensaciones que podría aportar en diferentes géneros.

Entre otros, la demo ofrecía simulaciones de un cuerpo humano y sus latidos del corazón, una metralleta disparando, un helicóptero en pleno vuelo y un motor de coche; en esta última demo, el comportamiento de los gatillos era muy similar al visto en Forza Motorsport 5.

Microsoft demostró que los gatillos del mando de Xbox One ofrecen un plus de realismo para géneros como los 'shooters', la aviación o incluso los videojuegos de terror. Dado que los gatillos son una parte fundamental del control y, de hecho, uno de los elementos más íntimamente ligados a una acción determinante en el juego (disparar, acelerar, frenar, despegar, etc.) se presentan como una mejora no decisiva, pero sí como un paso interesante para mejorar la experiencia de juego.

Ahora habrá que ver el uso que le dan las compañías a esta nueva función del mando de Xbox y si con el tiempo termina imponiéndose como un recurso habitual en los controladores; en los de las consolas de Sony y Microsoft, y en los que desarrollan las 'third parties' como MadCatz.