Actualizado 26/08/2014 18:12 CET

Los videojuegos devolvieron las ganas de vivir a este discapacitado

MADRID, 26 Ago. (Portaltic/EP) -

   La historia de Ken Worrall es una de las que merece la pena contar; una historia que demuestra lo mucho que pueden hacer la tecnología y los videojuegos por las personas. Ken se quedó tetraplégico hace 20 años debido a un accidente de tráfico y hoy en día juega a Diablo, World of Warcraft y Starcraft en Twitch bajo el pseudónimo de 'NoHandsKen'. Según él mismo cuenta, los videojuegos y las retransmisiones de las partidas por Internet le permitieron "volver a confiar en la vida".

   Nada más perder la movilidad en sus extremidades, Worrall estaba destrozado y lo primero que pensó fue que no quería seguir viviendo. Le aterraba no poder moverse por sí mismo y estar todo el día enchufado a máquinas. Le pidió a los médicos que le desconectasen, y lo mismo hizo con su propio padre. Este último le dijo que en un par de semanas vería las cosas de forma diferente. Todo cambió cuando Ken vio a su exmujer junto a sus hijos por primera vez tras el accidente. Se dio cuenta de que quería tener una familia y ver cómo sus hijos crecían, se enamoraban y formaban sus propias familias.

   Hoy Ken tiene tres nietos y ha visto cumplido el sueño de formar una familia. Sin embargo, reconoce que sentía un vacío en su vida porque sin poder mover las manos y los pies, pensaba "que no podía hacer nada". Aunque cuando era más joven Ken jugó a videojuegos como Mario Kart, durante mucho tiempo no pudo volver a ponerse a los mandos de una consola u ordenador, pero eso iba a cambiar. De nuevo, su vida volvió a dar un giro cuando descubrió un mando especial que permite controlar el ordenador con la boca.

   Ken comenzó a jugar a Diablo y a medida que fue pasando el tiempo, se convirtió en un jugador con mucha pericia con su mando especial; tanto, que nadie podría distinguir su forma de jugar de la de un jugador que sí pueden mover sus manos. "Los videojuegos me hicieron volver a confiar en la vida, me dieron confianza para superar mis miedos y ser lo que soy hoy en día", reconoce.

TWITCH, UNA NUEVA ILUSIÓN

   Después de esos primeros pasos, Ken probó otros juegos como World of warcraft y Starcraft y, finalmente, decidió abrir una cuenta en Twitch para retransmitir sus partidas por 'streaming' para espectadores. "Al principio no sabía si iba a gustar o si lo volvería a hacer, pero la gente respondió bien e incluso hay quienes se sienten inspirados por mí", cuenta.

   La experiencia no pudo ser más positiva. A los espectadores les encantaba su forma de jugar, le hablaban y animaban. "Me dije: esto me gusta de verdad", cuenta Ken, "me siento bien conmigo mismo y hago lo que me gusta, así que por qué no seguir haciéndolo". "El feedback de los espectadores es tan increíble...", añade.

   A Ken aún le esperaba una última sorpresa que le convencería de que retransmitir partidas de videojuegos era lo que quería hacer. Un hombre le saludó por Twitch, se presentó y le dijo que también era tetraplégico. Eso alegró mucho al protagonista de nuestra historia. "¿Pero cómo coño juegas así de bien tío?", le preguntó su nuevo amigo, "yo no puedo jugar a estos videojuegos". Entonces, Ken le habló de su controlador especial y su fan y ahora amigo le respondió que él también iba a comprarse uno.

   "Eso fue lo más importante para mí, ayudar a alguien como yo ahí fuera. Me eché a llorar y pensé: Tengo un objetivo", rememora Ken con emoción. De esta forma, en el vídeo que ha colgado en YouTube para narrar su emotiva historia, dice: "Los que me veis, me hacéis sentir increíble. Solo quiero daros las gracias desde lo más hondo de mi corazón, por ser una gente tan increíble. Muchas gracias, voy a intentar hacerlo lo mejor posible para entreteneros y aprender por el camino".

   Ken Worrell tiene una cuenta de Twitch donde habla con los visitantes y juega a los videojuegos. También se le puede seguir en Twitter.

Previa YoutubeCargando el vídeo....