La factura del agua varía hasta un 435%, con Valencia como la ciudad más cara en 2022, según un estudio de FACUA

Facua reclama un sistema progresivo de tarificación.
Facua reclama un sistema progresivo de tarificación. - FACUA
Publicado: martes, 17 enero 2023 17:02

   MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La factura del agua varía hasta un 434,8 por ciento según la ciudad en la que se reside, con Valencia a la cabeza como la ciudad con la tarifa más elevada, según se desprende de un estudio realizado por FACUA-Consumidores en Acción sobre las tarifas para el año 2022 del suministro domiciliario de agua en 57 ciudades españolas.

   El estudio, finalizado en diciembre, abarca a todas las capitales de provincia y de comunidades autónomas (Santiago de Compostela y Mérida), además de las dos ciudades autónomas y las ciudades (Gijón, Jerez de la Frontera y Vigo) que tienen una mayor población que sus respectivas capitales de provincia.

   Así, Valencia es la ciudad peninsular con las tarifas más caras para los dos perfiles de consumo analizados (9 y 13 metros cúbicos mensuales) y los dos calibres de contador (13 y 15 mm), seguida de Murcia que ocupa la segunda posición.

   En el caso de contadores de 13 milímetros, Valencia ocupa la primera posición, seguida de Ceuta, Murcia, Cádiz y Huelva cuando en el consumo es de 9 metros cúbicos; y Murcia, Ceuta, Huelva y Cádiz en el caso de 13 metros cúbicos de consumo. Cuando el contador es de 15 milímetros, Ceuta, Valencia, Murcia y Huelva son las cuatro ciudades más caras, sin importar el consumo.

   Las variaciones tarifarias suponen al año hasta un 364,7 por ciento de diferencia en el caso de viviendas con un consumo de 9 metros cúbicos mensuales y un calibre de 13 milímetros, y de un 316,3 por ciento si el consumo es de 13 m3. En el primer caso, los precios van desde los 6,24 euros que se pagan en León hasta los 29,01 de Valencia.

   Cuando el calibre es de 15 milímetros, la diferencia es la más alta: un 434,8 por ciento para un consumo de 9 metros cúbicos. Si el consumo es de 13 m3, un 340,9 por ciento. Las viviendas con un consumo de 9 m3, con un contador de calibre 13 mm, pagan en 2022 de media 15,15 euros (un 1,6% más que en 2021), frente a los 15,42 euros que pagan aquellos hogares que tienen instalado un contador de 15 mm (1,4% más que el año pasado).

   En aquellas familias con un consumo de 13 m3 y un contador de 13 mm, el precio medio alcanza los 20,87 euros (1,4% más), frente a los 21,13 euros que abonan los hogares que consumen 13 m3 de agua con un contador de calibre 15 mm (un 1,2% más que en 2021).

   El análisis de FACUA toma como referencia dos modelos: una vivienda con tres habitantes y un consumo mensual de 9 o 13 metros cúbicos, con un contador de calibre 13 o 15 mm.

   Facua concluye que solo nueve ciudades distinguen en sus tarifas el calibre del contador en estas dos modalidades, las dos más habituales en los hogares españoles: Albacete, Castellón, Girona, Granada, Guadalajara, Huelva, Huesca, Madrid, Valencia y Santa Cruz de Tenerife.

RECLAMA UN SISTEMA PROGRESIVO DE TARIFICACIÓN

   Por otro lado, Facua reclama a los ayuntamientos que adopten un sistema "progresivo" de tarificación que refleje mejor el consumo de los hogares por número de habitantes, de tal manera que se penalicen los consumos excesivos de una manera más realista y justa.

   En este sentido, apuntan que los consumos elevados en hogares en los que residen pocas personas podrían reflejar un despilfarro de agua que debería ser penalizado y resultar más caro que el consumo elevado de un hogar en el que residen muchas personas. "Un sistema tarifario que contemple este tipo de cuestiones es más equitativo para la ciudadanía y asimismo permite premiar el ahorro con tarifas más asequibles", señala la organización.

   De esta manera, Facua considera que los hogares con mayor número de habitantes y por lo tanto mayor consumo, podrán demostrar que no derrochan agua y no se verán penalizados por ello. "Un precio unitario, sin considerar el número de personas por domicilio, impide conocer quién está realmente ahorrando en el consumo", valoran desde la organización.

   Asimismo, consideran "imprescindible" una regulación garantista frente al corte o suspensión del servicio, que defina y regule la situación de personas vulnerables de especial protección y que asegure un mínimo vital como un derecho de los usuarios.

   En este sentido, Facua recuerda que la ONU ha reconocido el agua como un derecho humano y establece un cálculo que puede servir de referencia para establecer el mínimo vital. Así, la asociación recomienda que éste quede en 100 litros por persona al día.

Contador

Más información