Asociación de consumidores cifra el material escolar en 821 euros por hijo, cifra que varía en función de la autonomía

Actualizado 02/09/2007 16:19:28 CET

Recomiendan solicitar las becas estatales, escalonar los gastos y prescindir de las marcas

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) ha realizado un estudio que concluye que las familias españolas deberán afrontar, en material escolar, un coste medio de 821 euros por hijo. Esta cifra varía en función de cada comunidad autónoma, siendo los que menor desembolso tendrán que realizar los gallegos (695 euros) y manchegos (696), mientras los que más pagarán serán los catalanes(1.067) y madrileños (1.062).

El informe, que ha tomando como referencia doscientos colegios del territorio nacional, señala que estos gastos "varían mucho en función del centro elegido". Así, en el caso de un centro público el inicio de las clases supondrá algo más de 500 euros, mientras que el gasto en uno concertado es de casi 800 euros, y más de 1.100 si se opta por un colegio privado.

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes también destaca que el coste de los libros de texto creció un 2 por ciento con respecto al año anterior, lo conllevará un desembolso de 80 euros en Educación Infantil, 170 en Primaria, 195 en Secundaria y 255 en Bachillerato.

FUCI considera "imprescindible" la gratuidad de los libros de texto en todas las comunidades autónomas "para evitar las desigualdades que se dan en la actualidad según el sistema utilizado en cada región", de tal modo que se pueda así conseguir "el coste cero para los padres".

El comunicado añade que de las 17 comunidades autónomas sólo cuatro, Castilla La Mancha, Aragón, Galicia y La Rioja, tienen libros gratuitos durante todos los cursos de la enseñanza obligatoria. Así, estas autonomías utilizan el sistema de préstamo de libros de forma que puedan ser usados por otros alumnos en años académicos sucesivos, siendo renovados cada cuatro años, salvo los libros correspondientes a 1º y 2º de Primaria que se renuevan anualmente.

Otras comunidades que optan por la reutilización de los libros son Canarias y Andalucía, aunque no en todos los niveles de educación obligatoria. Mientras tanto, Fuci afirma que Cataluña y el País Vasco "son las regiones más atrasadas en este sistema", al tiempo que en Extremadura queda restringido a los alumnos con un nivel de renta bajo, familias numerosas o discapacitados.

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes recalca que el resto de comunidades autónomas tiene el sistema de cheque-libro, que consiste en la entrega de un vale para la adquisición de los libros de texto que las familias pueden canjear en el establecimiento de su elección, pasando a ser los libros propiedad del alumno.

RECLAMAN GRATUIDAD DE LOS LIBROS

Estas ayudas varían según cada comunidad y son, a juicio de FUCI, "insuficientes ya que el importe no cubre el coste total de los libros de texto", además no haber "ayudas para todos los cursos".

Así, Cantabria y Murcia establecen una cantidad de entre 100 y 150 euros en función del curso, y la Comunidad Valenciana entrega un bono de 117 euros. Por su parte, Asturias y Castilla y León ofrecen ayudas de entre 90 y 150 euros sólo a familias con niveles de renta inferiores a 60.000 euros.

Por último, Madrid, Baleares y Navarra conceden subvenciones para la adquisición de libros de texto y material didáctico para todos los niveles obligatorios de enseñanza y las ayudas aumentan en caso de las familias numerosas, con rentas bajas o discapacitados.

Dado el fuerte desembolso que supondrá la vuelta al colegio, la FUCI aconseja a las familias con hijos en edad escolar que soliciten las becas estatales que cada año concede el Ministerio de Educación para la adquisición de libros de texto y material didáctico, al margen de las ayudas que conceda la autonomía en la que residen.

Igualmente, recomienda "escalonar las compras ya que no todo el material es necesario desde el primer día", "prescindir de las marcas, lo que puede suponer un ahorro de hasta el 30 por ciento",y aprovechar los descuentos que "permite la ley en libros de primaria y secundaria".

También aconsejan evitar, en la medida de lo posible, acudir a créditos rápidos para pagar estos gastos, "ya que a la larga aumentarán su sobreendeudamiento", y que en caso de estar interesado en realizar actividades extraescolares consulten la programación de su ayuntamiento, que suelen tener precios más económicos que los centros privados.