Actualizado 22/06/2020 16:38:55 +00:00 CET

Castells admite que el incremento de becas del Gobierno es una "cantidad ridícula" en comparación con otras subvenciones

El ministro de Universidades, Manuel Castells, durante su comparecencia en el Senado este lunes.
El ministro de Universidades, Manuel Castells, durante su comparecencia en el Senado este lunes. - Ricardo Rubio - Europa Press

El ministro se compromete a acabar con la "precariedad" de los profesores asociados que cobran por debajo del salario mínimo

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha admitido que el aumento del presupuesto para becas y ayudas al estudio que el Gobierno ha preparado para el próximo curso es una "cantidad ridícula" en comparación con otras subvenciones, pero ha defendido los 100 euros adicionales que recibirán los estudiantes universitarios beneficiados porque "les ayuda" a afrontar sus estudios.

"No nos hemos arruinado, la verdad", ha reconocido Castells este lunes en una comparecencia en el Senado aludiendo a los 386 millones con los que se incrementará el presupuesto de las becas, un 22% más que el año pasado, como acordaron el Ministerio de Universidades y el Ministerio de Educación el pasado mes de mayo.

Castells ha acudido a la Cámara Alta para informar sobre las líneas generales de la política de su departamento, también durante la crisis sanitaria del coronavirus, que provocó la suspensión de la docencia presencial en todas las universidades españolas el pasado mes de marzo. El ministro de Universidades ha destacado tanto el incremento de las becas como el acuerdo entre comunidades para "congelar" los precios públicos como dos hitos de su gestión desde que asumió esta nueva cartera a principios de año, propuesto por Unidas Podemos en el gobierno de coalición.

"Hoy en día no ir a la universidad es una condena para toda la vida", ha afirmado Castells para enfatizar que su ministerio tiene el objetivo de "conseguir que el mayor número de población llegue a la universidad", sobre todo entre aquellas personas que no pueden afrontar los costes de la educación superior. "Es por esas dificultades económicas de las familias por lo que hemos cambiado los criterios fundamentales de otorgar becas", ha explicado Castells.

El Gobierno, además de aumentar el presupuesto de becas para el próximo curso, reducirá los requisitos académicos para recibir estas ayudas, que ampliarán el número de posibles beneficiarios tras cambiar los umbrales de renta que se publicarán en julio en un real decreto. Según Castells, que lo ha dicho con cierto tono irónico, "la gran revolución es que los que están por debajo del umbral de la pobreza puedan recibir becas, que hasta ahora no era así".

Según Castells, esta política "no es solo de igualdad sino de talento" para dar oportunidades a jóvenes sin recursos. "No por ser pobre se es menos listo que los ricos, y no podemos dejar ese talento yermo. Si luego son unos zoquetes y suspenden, pues suspenden, que eso también es igualdad de oportunidades", ha añadido.

EL "ESCÁNDALO" DE LOS PROFESORES ASOCIADOS

Castells también ha recordado la aprobación, el pasado mes de mayo, de la derogación del sistema de horquillas para precios públicos de matrículas universitarias. Una medida del anterior gobierno de Mariano Rajoy, implantada en 2012, a la que atribuye que España tenga actualmente "las tasas más altas de la Unión Europea".

"En España son tres veces más caras que en Francia, ¿somos tan ricos que podemos pagar mucho más", ha preguntado retóricamente, apuntando además al acuerdo que su ministerio y las comunidades autónomas alcanzaron en la Conferencia General de Política Universitaria para reducir los precios públicos de primera matrícula a los niveles anteriores a la crisis y no subirlos el próximo curso.

En el Senado, Castells también ha explicado que su departamento está elaborando un nuevo Estatuto del Personal Docente e Investigador junto al Ministerio de Trabajo para acabar con la "precariedad laboral" en las universidades, donde "una tercera parte de la plantilla son profesores asociados" que en ocasiones tienen retribuciones "por debajo del salario mínimo".

"Esto es un escándalo", ha proclamado el ministro, que se ha mostrado decidido a terminar con la situación de estos profesores asociados. "No podemos tener una universidad de calidad con un profesorado que es lumpen proletariado", ha apostillado.

EL PP REPROCHA "FALTA DE ACCIÓN"

En el turno de los grupos parlamentarios, los portavoces de PP y Vox, Jesús Vazquez y José Manuel Marín, respectivamente, han criticado en sus intervenciones la separación del Ministerio de Universidades del de Ciencia e Innovación, recordando que el propio Castells opina igual, y le han reprochado algunas de sus declaraciones más polémicas. A su juicio, el responsable de Universidades está más preocuoado de salir en los medios y de sus colaboraciones con ellos que en el sector de la universidad.

En este sentido, el portavoz de los 'populares' ha mostrado su "frustración" por la falta de "feed back" del Ministerio con los grupos parlamentarios, criticando que el deparmento no informe sobre medidas o conteste con "generalidades" a las preguntas que se registran en el Parlamento. Del mismo modo, ha criticado su falta de acción durante la pandemia. A su juicio, Castells podría haber mediado para una vuelta más rápida de los investigadores a los laboratorios, entre otras medidas.

Desde Ciudadanos, su portavoz en la comisión, Emilio Argüeso, ha exigido al ministro que resuelva los problemas de equidad que han sufrido los alumnos en esta pandemia que, según ha explicado, se han quejado de que no todos podían tener acceso a las clases o al contenido digital o a examenes. Pero también ha hablado de la desigualdad sufrida por profesores ya que "no todas las asignaturas se enseñan o evalúan de la misma manera" y algunos docentes se han visto en dificultades.

El representante de Más País, Eduardo Fernàndez Rubiño, ha pedido la equiparación de grado y másters y ha propuesto la puesta en marcha de las beca-salario que ayudan al estudiante, no sólo a la matrícula, sino también a otros gastos relacionados con sus estudios. Una propuesta que Castells ha asegurado que se está trabajando, aunque ha lamentado que la pandemia detuvo todas las "propuestas sexys" en las que trabajaba su ministerio, al que ha calificado como "el Ministerio romántico".

Desde Junts, Assumpció Castellví ha pedido a Castells que resuelva el traspaso de la gestión de las becas a la Generalitat de Cataluña, como ha sentenciado el Constitucional, y el senador del PRC, José Miguel Fernández, ha propuesto aumentar la financiación del sector desde el Estado con fondos adicionales desde el Ministerio.

Contador

Para leer más