Celaá acusa al PP de "preocupar" a las familias de la escuela concertada: "No vamos a cerrarla, es 'fake news"

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa, comparece en la
Oscar del Pozo - Europa Press
Actualizado 04/09/2018 15:35:00 CET

La ministra reitera que modificará el artículo 109.2 de la LOMCE para "garantizar el derecho a la educación de todos los niños y niñas"

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha acusado al Partido Popular de generar preocupación "sin ningún tipo de fundamento" a las familias que tienen escolarizados a sus hijos en centros concertados, y ha defendido la modificación del artículo 109.2 de la Ley Orgánica por la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que considera un "objetivo estratégico del Gobierno", para "garantizar el derecho a la educación de todos los niños y niñas". "Que no vamos a cerrar la concertada, eso es 'fake news", ha asegurado.

"Reitero el mensaje de total tranquilidad a las familias que optan por llevar a sus hijos a la concertada", ha afirmado Celaá este martes en la Comisión de Educación y Formación Profesional del Congreso, a la que ha acudido a petición propia, pero después de que el Grupo Parlamentario Popular solicitase que la ministra ofreciera explicaciones en sede parlamentaria sobre su intención de cambiar este artículo de la LOMCE, que Celaá calificó como un "eufemismo" que permite que "la escuela pública pueda considerarse subsidiaria de la concertada".

Según la también portavoz del Gobierno de Pedro Sánchez, la modificación del artículo 109.2 de la LOMCE, que fue aprobada en 2013 con la mayoría del Partido Popular, tiene como objetivo "cumplir el mandato constitucional" de garantizar el derecho a la educación y volver a un "consenso" que el PP rompió, según Celaá, con la aprobación de la también conocida como 'Ley Wert'.

Para la ministra de Educación, la anterior ley educativa, la LOE, "establecía la obligación de que los poderes públicos garantizasen la existencia de plazas públicas suficientes, especialmente en zonas de nueva población", aunque "incomprensiblemente" la LOMCE "eliminó" esta disposición al establecer criterios de "demanda social" para permitir que en los nuevos barrios de las grandes ciudades pudiera llegar antes la escuela concertada que la pública.

"¿Cuál fue la motivación de ese cambio? No lo sabemos, y tanto a mi como a la ciudadanía española nos gustaría conocerlo", ha dicho Celaá dirigiéndose a los diputados del PP, a los que ha reprochado que aprobaran la LOMCE sin "debate previo".

Celaá ha insistido en que la modificación de la LOMCE, a la que no ha puesto fecha, "no supone amenaza" a la escuela concertada. "Significa la obligación de los poderes públicos de garantizar el derecho a la educación", ha repetido, defendiendo la "escolarización sin exclusión social". "Los servicios públicos no pueden ofrecerse a la ciudadanía a la carta, debe existir una planificación y ordenación", ha argumentado.

"SANGRE Y FUEGO" CONTRA LA CONCERTADA

El "mensaje de total tranquilidad" de Celaá no ha calado en el Grupo Parlamentario Popular, como ha expresado su portavoz en Educación, Sandra Moneo. "Nos ha preocupado --ha dicho Moneo a la ministra--. Los padres tienen que tener la seguridad de que el Estado les protege en sus derechos". Moneo también ha defendido la libertad de las familias a elegir la escuela concertada.

"Si quiere defender la escuela pública sobre la concertada, es su opción, pero no lo puede hacer a costa de la libertad de elección de las familias", ha advertido la portavoz popular.

En su réplica, Celaá ha ironizado sobre la situación de la escuela concertada que describía la diputada del PP. "¿Cuántos centros concertados han sido cerrados a sangre y fuego?", ha preguntado la ministra para insistir en que el Gobierno "no va en contra de la enseñanza concertada". También ha señalado que "hay lugares donde las familias no pueden elegir educación pública", poniendo como ejemplo algunas localidades de la Comunidad de Madrid, donde el PP gobierna desde 1995.

"Usted me concederá que ha habido mucha libertad de empresa, entre comillas, sin proyecto educativo, sin ideario propio, y eso es lo que queremos evitar --ha añadido Celaá en respuesta al PP--. No vamos a querer que las constructoras se erijan en modelos para los centros concertados", ha apostillado en su referencia a la Comunidad de Madrid.

Por su parte, el portavoz de Educación de Unidos Podemos, Javier Sánchez Serna, ha pedido a Celaá que no se limite a la modificación del artículo 109.2 y proponga con "urgencia" una "alternativa" a la LOMCE.

"Compartimos con el Gobierno esta voluntad de reforzar la escuela pública, pero tenemos que mantener un diálogo fluido, también con la comunidad educativa", ha dicho Sánchez Serna, que ha reclamado a la ministra "un calendario de reformas" que Celaá había calificado como "urgentes" y "prioritarias". "Nos gustaría que en este inicio de curso pasara de anuncios a actuaciones", ha afirmado el portavoz de Unidos Podemos.