Publicado 19/11/2020 11:53CET

Celaá reconoce que le hubiera gustado tener "más consenso" para sacar adelante la LOMLOE pero se muestra "feliz"

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, interviene durante la presentación de HAZ, en el Teatro Real de Madrid (España) a 29 de octubre de 2020. HAZ es una alianza de grandes empresas y fundaciones unidas para transformar la socied
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, interviene durante la presentación de HAZ, en el Teatro Real de Madrid (España) a 29 de octubre de 2020. HAZ es una alianza de grandes empresas y fundaciones unidas para transformar la socied - Eduardo Parra - Europa Press

   MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha reconocido este jueves que le hubiera gustado contar con un mayor consenso para sacar adelante la LOMLOE, la reforma educativa que previsiblemente se aprobará hoy en el Pleno del Congreso, pero se ha mostrado "feliz".

   "Cuando se vote, esperemos que consiga el resultado que ya hoy han avanzado los grupos, tendrá que pasar al Senado, todavía le falta algo de tramitación, pero estamos muy felices porque hace 7 años, en junio, todos los grupos de esta Cámara excepto el PP nos comprometimos a derogar la LOMCE", ha asegurado en declaraciones a la prensa tras el debate del proyecto de ley.

   A su juicio, la LOMCE (la conocida como 'Ley Wert') es una ley que "no ha tenido ninguna mejora en términos educativos", y ha defendido la aprobación de la LOMLOE para derogarla, una ley que "sitúa la equidad en el centro del sistema". "Es una ley modernizadora, teníamos un sistema educativo para una sociedad que ya no existe", ha añadido.

   Pese a mostrarse "feliz", ha reconocido que le hubiera gustado tener "más consenso". "Pero lamentablemente el PP, Vox y Cs se han autoexcluido del debate, es imposible conseguir un pacto global cuando algunas fuerzas se autoexcluyen al utilizar la educación como herramienta para la lucha política", ha reprochado.

   Tras la intervención de la diputada socialista Luz Martínez Seijo, que ha cerrado el debate del proyecto de ley, el Pleno ha sufrido un parón de casi tres minutos durante el cual los diputados del PP y Vox daban golpes en sus escaños y gritaban 'libertad' y los del PSOE y Unidas Podemos aplaudían la nueva Ley de Educación, un momento que la ministra ha calificado de "mucha emoción".

   "Lo que hemos sacado esta mañana, el respaldo de las fuerzas políticas a este proyecto es importantísimo porque esta ley va a traer una mejora muy importante para el sistema educativo español", ha defendido.

   Preguntada sobre la recogida de firmas que la oposición está llevando a cabo para mostrar su rechazo a la LOMLOE, también conocida como 'Ley Celaá', sobre todo por eliminar del texto la consideración de vehicular del castellano, la ministra se ha mostrado contundente: "No me preocupa".

   Y ha dejado claro que en la nueva Ley "no hay ninguna eliminación del castellano", pues el uso de esta lengua en la enseñanza "está perfectamente garantizado". "¿Han encontrado ustedes en alguna norma legislativa alguna garantía mayor?", ha preguntado a los periodistas.

Contador

Para leer más