El Consejo Escolar del Estado pide a Celaá que garantice por ley la gratuidad de los libros de texto en toda España

Rueda de prensa sobre inversiones en infraestructuras del Estado posterior al Co
Eduardo Parra - Europa Press
Publicado 18/01/2019 20:30:36CET

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Escolar del Estado (CEE), el órgano consultivo en el que están representados los diversos sectores de la comunidad educativa, reclama al Gobierno que incorpore en su proyecto de reforma de la Ley Orgánica de Educación la gratuidad de los libros de texto y material para todo el alumnado de las etapas de enseñanza obligatoria de los centros públicos de España.

Así se recoge en el dictamen del Pleno del Consejo Escolar del Estado celebrado el pasado 8 de enero y al que ha tenido acceso Europa Press. En aquel Pleno se incorporaron más de un centenar de enmiendas a la también conocida como 'Ley Celaá'. Ahora, el Ministerio de Educación y Formación Profesional estudia la incorporación de 70 de esas enmiendas al texto definitivo que pretende hacer llegar al Congreso en febrero.

En concreto, el CEE reclama a la ministra Isabel Celaá que garantice por ley que "los libros de texto y el material curricular serán gratuitos para todos los alumnos de las enseñanzas de Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Formación Profesional Básica en todos los centros docentes sostenidos con fondos públicos,
incluyendo los escolarizados en centros de educación especial".

Este órgano sugiere que la propiedad de los libros de texto y del material sea de la "administración educativa", que proporcionará los libros al alumnado en "sistema de préstamo". "Los libros de texto y el material curricular serán cedidos, una vez adquiridos, al centro escolar, en el que permanecerán una vez acabado el curso escolar", se específica en el dictamen.

Además, el dictamen del CEE pide que la 'Ley Celaá' señale que todos los centros públicos deben disponer de una biblioteca escolar con "un fondo documental bibliográfico y audiovisual adecuado y actualizado".

SIN ESTEREOTIPOS MACHISTAS

El Pleno del Consejo Escolar del Estado también aprobó la petición de que las administraciones educativas promueva que los currículos y los libros de texto y demás materiales educativos "no contengan estereotipos sexistas o discriminatorios y que fomenten el igual valor de hombres y mujeres".

Para ello, reclama que en los libros de texto se incluyan las aportaciones de las mujeres en "todos los ámbitos a lo largo de la Historia de la humanidad, en la misma medida que se incluye a los hombres". Para asegurar que así se produce, se solicita que los servicios de inspección educativa velen por el "cumplimiento y aplicación de estas medidas".

Con el mismo propósito, el dictamen establece que la futura asignatura de Educación en Valores Éticos y Cívicos debe "educar en el principio de igualdad entre hombres y mujeres y en el respeto a la diversidad de opciones identitarias y sexuales". También, en la "prevención de situaciones de abuso y acoso escolar".

MÁS HISTORIA EN BACHILLERATO

Entre las casi 200 observaciones incorporadas en el documento, también se reclama a la ministra de Educación que incorpore la asignatura de Filosofía en la Educación Secundaria, y recomienda que la asignatura de Historia del Mundo Contemporáneo sea materia común en todas las modalidades de Bachillerato.

Otras de las enmiendas incorporadas al dictamen es la que solicita que los alumnos puedan evaluar a sus profesores a final de la Educación Secundaria. "El resultado de estas evaluaciones tendrá carácter meramente informativo y orientador y las propuestas de mejora resultantes deberán ser incluidas en los planes de mejora", se lee en el documento. Sin embargo, fuentes del Ministerio de Educación han avanzado a Europa Press que esta medida no se incorporará a la 'Ley Celaá'.

El Pleno del CEE, que integran representantes de las comunidades autónomas, sindicatos de enseñanza, patronales, organizaciones de padres de alumnos y estudiantes o de estudiantes, también exige al Gobierno que la reforma educativa incorpore una memoria económica con "un compromiso explícito de incremento del gasto público en educación", y vuelve a reclamar un "pacto político por la educación" para dar estabilidad "más allá de la alternancia de las mayorías de gobierno".