Publicado 28/01/2021 13:01CET

La convocatoria de becas 2021-2022 contará con 128 millones adicionales por el impacto de la pandemia

La ministra de Educación, Isabel Celaá durante una sesión plenaria en el Senado, en Madrid (España), a 23 de diciembre de 2020. El Senado cierra este año 2020 con el pleno de hoy, en el que se debate y vota el proyecto de ley de reforma educativa conocida
La ministra de Educación, Isabel Celaá durante una sesión plenaria en el Senado, en Madrid (España), a 23 de diciembre de 2020. El Senado cierra este año 2020 con el pleno de hoy, en el que se debate y vota el proyecto de ley de reforma educativa conocida - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

   MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La convocatoria de becas correspondiente al curso 2021-2022 contará con 128 millones de euros adicionales para responder a la bajada de las rentas provocada por la pandemia del coronavirus, según ha anunciado este jueves el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

   El secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, y el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, han presidido este jueves la reunión del Observatorio de Becas, Ayudas al Estudio y Rendimiento Académico, en la que han presentado las principales novedades de la reforma del sistema de becas de cara a la elaboración del Real Decreto de Umbrales para el curso 2021-2022, que establece los requisitos para la obtención de becas en ese curso.

   El departamento que dirige Isabel Celaá ha destacado que el Gobierno continúa con la reforma del Sistema Estatal de Becas y Ayudas al estudio, "una de las prioridades" del Ejecutivo iniciada en 2018, con el objetivo de que "lleguen a los estudiantes que más las necesitan, garantizando su acceso y permanencia en el sistema educativo".

   En este contexto, el Ministerio de Educación ha recordado que en la pasada convocatoria se introdujeron cambios en los requisitos académicos (estableciendo el aprobado como nota de acceso a estas ayudas), se incrementaron en 100 euros las cuantías fijas y se elevó el umbral 1 de la renta hasta casi equipararlo al umbral de la pobreza.

   A estos cambios, ha añadido las medidas extraordinarias adoptadas para paliar las consecuencias de la pandemia, como la modificación de los requisitos de reintegros de becas y de concesión de ayudas para no perjudicar a los alumnos que se hayan visto afectados en sus resultados académicos o la exención de matrícula para los beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital.

   "Todas estas medidas introducidas en la convocatoria de becas, así como el incremento de la financiación respecto al curso anterior están encaminadas a atender el incremento de solicitudes que se pueda derivar de las consecuencias de la pandemia y a abonar el aumento en las cuantías de los solicitantes afectados por la crisis", ha afirmado el secretario de Estado de Educación.

   Otra de las propuestas presentadas en el Observatorio por el Ministerio de Educación y FP y el Ministerio de Universidades es la reforma de la gestión administrativa que, según ha detallado, permitirá en el curso 2022-2023 adelantar la notificación de la resolución sobre la solicitud de becas.

   "De esta forma, los estudiantes podrán saber antes del inicio del curso si cumplen los requisitos económicos para recibir o no estas ayudas y planificar así su curso académico. La gestión de las solicitudes es un proceso complejo que implica a varias administraciones y que requiere cambios de calado en el actual sistema", ha destacado.

   En esta misma línea, para facilitar a los ciudadanos la búsqueda e identificación de las distintas convocatorias de becas, ambos Ministerios van a proponer a las comunidades autónomas la creación de un portal común que recoja tanto las iniciativas estatales como las autonómicas. "Se atiende así una reclamación histórica de las asociaciones de estudiantes", ha recalcado.

   Finalmente, ha apuntado que en la reunión del Observatorio se ha recordado que, con la entrada en vigor de la LOMLOE, se reconoce el "derecho subjetivo" de los estudiantes que reúnan los requisitos necesarios para recibir las becas, "una de las demandas surgidas en la comunidad educativa tras los cambios introducidos en 2013".