Actualizado 08/09/2009 19:48 CET

EUSKADI.-CC.OO. Irakaskuntza insta a revisar el proceso de adjudicación de plazas al inicio del curso y pide nuevas OPEs

BILBAO, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. Irakaskuntza apostó hoy por abrir "un amplio debate" con el fin de modificar el proceso de adjudicación de plazas al inicio del curso escolar. Asimismo, emplazó a "proseguir por el camino ya pactado junto con la Administración de convocatorias anuales de Ofertas de Empleo Público" ya que constituyen "la única vía garantista".

En un comunicado, el sindicato recordó que el pasado viernes el Departamento de Educación del Gobierno vasco dio por cerrado el proceso de adjudicación de plazas para el curso escolar 2009-2010 y señaló que "el volumen de listas, asignaturas, especialidades, nombres, destinos y horarios gestionados y el tiempo y personal técnico y administrativo dedicado al mismo -de julio a septiembre- ha sido tan exagerado" que se hace precisa "una revisión total del proceso".

En este sentido, propuso abrir "un amplio debate" dirigido a modificar el actual sistema de comienzo de curso "en aras de una mejora del sistema que redunde en un beneficio mayor para todos, especialmente para un profesorado que escoja las plazas con tiempo suficiente para la correcta preparación de las asignaturas, que conozca las costumbres y singularidades del centro educativo al que accede, que no tenga que pagar los errores cometidos por la administración en la especificación de las plazas".

En su opinión, la tecnología actual, "si se subsanan las dificultades históricas y las singularidades de funcionamiento territorial", está "preparada" para "adecuar un concurso de adjudicación simultáneo en el tiempo, no más allá de la segunda quincena de julio".

Tras reiterar su apuesta por el modelo de gestión de 'Arreglo escolar', señaló que el incremento del volumen de plazas ofertadas ratifica la necesidad de "proseguir por el camino ya pactado junto con la Administración de convocatorias anuales de Ofertas de Empleo Público", que considera "la única vía garantista" ya que está sometido a "los criterios de igualdad, mérito y capacidad".

"Como consecuencia del Acuerdo regulador de condiciones laborales firmado en junio de 2007 se han consolidado más de 3.000 plazas para nuevos funcionarios, después de tres convocatorias ininterrumpidas (dos para Enseñanza Infantil y Primaria, y una para Enseñanza Secundaria). Aún falta de asignar la cuarta, ya comprometida, para Secundaria en el curso 2009-2010", recordó.

En cualquier caso, insistió en que "el proceso de OPEs no debe paralizarse tras esta última". Según indicó, para el próximo curso se han adjudicado 2.612 plazas vacantes por un año a interinos (1.126 en Primaria y 1.486 en Secundaria), por lo que "hay colchón suficiente para continuar por la vía de OPEs sucesivas".

En lo relativo al "derecho de fijación", que este curso cumple el segundo año de implantación, señaló que este procedimiento ha servido para fijar en sus respectivos centros de referencia a 2.106 interinos docentes (1.190 en Primaria y 916 en Secundaria), "lejos, por tanto, estos datos de aquellos 1.500 estables que, fruto de acuerdos anteriores, suelen ser presentados desde otras opciones sindicales como el paradigma del trabajo seguro, hoy en día perdido".

"Aquel sistema murió por inanición, de muerte natural -por la propia fecha de caducidad del Decreto señalado- y era excluyente para los docentes sin PL2. Con este derecho a fijación, no sólo el número total ha sido superior en los dos cursos que lleva en marcha, sino que nadie ha quedado excluido del sistema por motivos lingüísticos", destacó. Sin embargo, advirtió de que "se pueden y deben intentar subsanar los problemas que este sistema haya podido ocasionar".