5 de junio de 2020
 
Publicado 28/04/2020 15:02:16 +02:00CET

El Ministerio de Educación desmiente "rotundamente" que pretenda cerrar los centros de educación especial

Manifestación en Valladolid el año pasado contra el cierre de centros de educación especial.
Manifestación en Valladolid el año pasado contra el cierre de centros de educación especial. - PLATAFORMA INCLUSIVA SÍ, ESPECIAL TAMBIÉN

El departamento de Celaá "lamenta profundamente que se juegue con los sentimientos y expectativas de un colectivo tan vulnerable"

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Educación y Formación Profesional dirigido por Isabel Celaá desmiente "rotundamente" que se vayan a cerrar centros de educación especial, "tal como están difundiendo algunas organizaciones", y reitera su apoyo "al alumnado con necesidades especiales, sea cual sea el tipo de centro en el que sean escolarizados".

"El Ministerio de Educación y Formación Profesional lamenta profundamente que se juegue con los sentimientos y expectativas de un colectivo tan vulnerable", afirma en una nota de prensa el departamento de Celaá, respondiendo así a la denuncia de la plataforma 'Inclusiva Sí, Especial También', formada por personas con discapacidad intelectual, familias y docentes.

Esta plataforma publicó el pasado domingo un comunicado contra la tramitación parlamentaria de la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE), que rechazan al considerar que "va contra los colegios de educación especial".

Esta plataforma acusaba a PSOE y Unidas Podemos, los partidos que forman el Ejecutivo de coalición, de valerse de la situación "dramática para miles de personas que están perdiendo sus seres queridos" para seguir tramitando esta reforma educativa "a espaldas de la mayoría de la sociedad que desconoce lo que está pasando y no puede manifestarse democráticamente al respecto".

La plataforma se opone a la también conocida como 'ley Celaá' porque "promueve la eliminación de los centros de Educación Espacial", afirma aludiendo a su disposición adicional cuarta sobre la "evolución de la escolarización del alumnado con necesidades educativas especiales".

Algo que niegan desde el Ministerio de Educación, que recuerda que el proyecto de ley establece "literalmente" que "el Gobierno, en colaboración con las administraciones educativas, desarrollará un plan para que, en el plazo de diez años, de acuerdo con la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas y en cumplimiento del cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, los centros ordinarios cuenten con los recursos necesarios para poder atender en las mejores condiciones al alumnado con discapacidad".

En ese mismo texto, añaden desde el Ministerio, se dice que "las administraciones educativas continuarán prestando el apoyo necesario a los centros de educación especial para que estos, además de escolarizar a los alumnos y alumnas que requieran una atención muy especializada, desempeñen la función de centros de referencia y apoyo para los centros ordinarios".

"Por lo tanto, es absolutamente falso que el Gobierno vaya a cerrar los centros de educación especial", subrayan desde el Ministerio de Educación, que se compromete a trabajar para que los alumnos con necesidades especiales que se escolarizan en centros ordinarios puedan tener la mejor atención, "porque lo contrario supondría una grave discriminación, tanto para ellos como para sus familias, al negarles los derechos recogidos en la Convención Internacional de Personas con Discapacidad".