El nuevo presidente de la CRUE afirma que "pase lo que pase, la autonomía de la Universidad es sagrada"

El nuevo presidente de CRUE Universidades españolas, el rector de la Universidad
EUROPA PRESS
Publicado 11/10/2017 19:40:46CET

   MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El nuevo presidente de CRUE Universidades españolas, el rector de la Universidad de Lleida, Roberto Fernández, ha afirmado sobre la situación situación en Cataluña que "la Constitución española consagra la autonomía universitaria" y que "pase lo que pase, es un principio sagrado".

   En una rueda de prensa posterior a la Asamblea General de la CRUE, donde ha salido elegido --62 votos a favor, tres en blanco y dos nulos--, Fernández ha defendido la "neutralidad política e ideológica" de esta institución que representa a 76 universidades españolas, de las que 50 son públicas y 16 privadas.

   "La CRUE es una organización de universidades españolas que habla solo de la universidad", ha advertido a los medios, que le han preguntado por la situación de Cataluña y la posibilidad de que esta comunidad autónoma se independice. "A lo mejor provoco cierta decepción, pero mi opinión es permanente e inamovible", ha apostillado, para añadir que su presidencia va a seguir la línea "institucionalista" de sus antecesores Manuel López y Segundo Piriz.

   A este último, presente en la rueda de prensa, ha agradecido su "excelente trabajo" al frente de CRUE durante los dos últimos años en los que además Fernández ha sido su 'número dos'. Según ha dicho, a los rectores les ha pedido que no le voten por ser catalán, pero que no le dejen de votar por ser catalán.

   Preguntado por la situación que se vive en las universidades catalanas estas semanas de tensión política, el también rector de la Universidad de Lleida ha subrayado que la actividad transcurre con "absoluta normalidad, excepto en momentos puntuales". "La normalidad es las universidades catalanas es el santo y seña", ha apostillado.

   Sobre el Pacto Social y Político por la Educación, Fernández ha manifestado su deseo de que los grupos parlamentarios y el Ministerio de Educación cuenten con la Universidad, pero ha subrayado que su objetivo es lograr que se aborden los grandes problemas de la universidad "uno a uno" y se acuerden en el Parlamento.

   En concreto, ha manifestado su intención de intención de "rectificar" el sistema de becas y matrículas universitarias, para evitar que "ningún estudiante con aptitudes se quede fuera" de la educación superior, tal y como refleja la CRUE en su último informe Datos y Cifras de la Universidad Española, presentado el pasado lunes.

   Asimismo, ha indicado que su tarea al frente de la CRUE se va a centrar en "desmontar los tópicos", que, a su juicio, hay sobre la universidad española y en "mantener la unidad y la cohesión" de esta organización.