Unos 400 animales han nacido en la temporada reproductora de 2015

Publicado 27/08/2015 17:22:23CET
Pollos recién nacidos en GREFA de águila real (izquierda) y buitre negro
GREFA

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Unos 400 animales, pertenecientes a la fauna autóctona española, han nacido en la temporada reproductora de 2015 en el Centro de Cría en Cautividad de GREFA.

Según ha informado la ONG, la mayor parte de estos ejemplares pertenece a especies amenazadas a escala estatal o regional, como es el caso del águila de Bonelli, el buitre negro, el águila real, el cernícalo primilla y el galápago europeo.

Asimismo, ha explicado que un equipo de profesionales y voluntarios atiende estas instalaciones, situadas en el mismo recinto que el Hospital de Fauna Salvaje del que GREFA dispone en Majadahonda (Madrid).

En el caso del águila de Bonelli, también conocida como águila perdicera, los cuatro ejemplares criados en cautividad este año vuelan ya en dos de las zonas de reintroducción seleccionadas desde el proyecto LIFE Bonelli, concretamente en Mallorca, que ha recibido dos de esas aves, y en Navarra, que ha acogido las otras dos.

Asimismo, un buitre negro ha sido trasladado al Pirineo catalán (Reserva de Boumort, Lleida), donde se ha conseguido en los últimos años crear una nueva colonia de una especie que llevaba más de un siglo extinguida en estas montañas; y un águila real ha sido llevada al Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés (Ourense), donde se lleva a cabo un proyecto de reintroducción de este ave, catalogada en Galicia como 'En peligro de extinción'.

Por otro lado, en la temporada de cría que acaba de concluir, se ha logrado sacar adelante casi trescientos pollos de cernícalo primilla. Además, la ONG ha recordado que en la pasada temporada de cría nacieron 40 cernícalos vulgares y 25 lechuzas comunes, útiles para el control biológico de las plagas de topillo en los secanos cerealistas de Castilla y León.

EL GALÁPAGO EUROPEO

En 2015 han nacido casi medio centenar de ejemplares de galápago europeo, tanto de forma natural (las puestas eclosionan en una zona de charcas artificiales que recrea su hábitat natural), como de forma artificial (en incubadoras), según ha apuntado.

"Gracias a nuestro equipo de cría en cautividad y los voluntarios que lo apoyan estamos contribuyendo con los animales que nacen en nuestras instalaciones a recuperar poblaciones de especies amenazadas", ha explicado el responsable de cría en cautividad en GREFA, Pablo Izquierdo.

Finalmente, Izquierdo ha adelantado que el próximo objetivo será lograr reproducir al águila imperial ibérica, para lo cual se cuenta ya con una pareja de esta especie en peligro de extinción cedida por la Junta de Andalucía.

Para leer más