Actualizado 23/07/2012 21:52 CET

Jorge Fernández defiende endurecer las penas para imprudentes que causen fuegos

El Ministro J. Fernández Díaz Y El Conseller Felip Puig En La Zona Del Fuego
EUROPA PRESS

FIGUERES (GIRONA), 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha defendido una reforma del Código Penal que prevé penas más duras para los autores de incendios forestales por imprudencias debido a las graves consecuencias que generan en vidas humanas y pérdidas materiales, como en el incendio del Empordà que se ha cobrado la vida de cuatro personas y ha afectado 13.000 hectáreas.

En declaraciones a los medios tras visitar el centro de mando de Figueres, ha explicado que en el caso de este incendio, también el fuego se habría iniciado por una imprudencia, por lo que cree que "no se puede seguir teniendo una situación penal de este tipo dadas las consecuencias que provocan estas imprudencias que causan catástrofes" y apuesta por ser más contundentes.

"Más allá de las intenciones es una realidad que estas conductas imprudentes y temerarias causan pérdidas de vidas humanas y una pérdida ecológica espectacular, además de pérdidas materiales a miles de personas", ha indicado el ministro.

Esta reforma de la Ley Orgánica del Código Penal, que no solo tendrá en cuenta si quien originó el fuego lo hizo adrede sino que se penalizará más duramente las conductas imprudentes como el lanzamiento de una colilla o las actividades peligrosas en el campo, ya fue anunciada hace unos días en Galicia por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

Según el ministro, no hay que esperar que pasen incendios como el de Cataluña o el de Valencia para emprender estas reformas y ha lamentado que "las imprudencias se producen con demasiada frecuencia".

"Hace pocos días tuvimos una desgracia tremenda, el incendio de la Comunidad Valenciana que calcinó 50.000 hectáreas", ha lamentado el ministro, que ha puntualizado que en todo el año se había quemado una cifra equivalente.

Ha indicado que "tanto en aquél incendio como aquí se pone de manifiesto que son conductas imprudentes temerariamente o imprudentes profesionalmente" las que generan los fuegos, y especialmente ante las condiciones meteorológicas adversas.