Actualizado 14/01/2009 20:54 CET

El Ayuntamiento de Madrid coloca trampas para cazar a un visón americano que campa hace días por el río Manzanares

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de la capital ha colocado esta semana trampas para capturar a un ejemplar de visón americano que vive en el río Manzanares, informaron hoy a Europa Press fuentes de la Concejalía de Medio Ambiente.

Un vecino avistó hace días a un animal exótico en los márgenes del río Manzanares, concretamente a la altura del número 131 de la calle Aniceto Morinos. El hombre creyó ver una nutria y contactó con la concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid, Raquel López, que avisó al Departamento de Aguas.

Los técnicos municipales observaron a un animal, que en realidad no era una nutria, sino un visón americano, una especie impropia de estas latitudes. Entonces, colocaron varias jaulas-trampa para intentar cazarlo, ya que su presencia puede alterar al hábitat y los animales de la zona.

Aunque desconocen cómo ha podido llegar allí, desde el Área de Medio Ambiente creen que puede haberse escapado de alguna granja cercana o que le hayan soltado en algún punto del río.

Si los técnicos logran capturarlo, será trasladado al Centro de Fauna de Buitrago de Lozoya o alguna dependencia municipal. Según fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, la aparición de un visión en plena capital es "algo extraordinario", sin apenas precedentes.

EL VISÓN AMERICANO Y SUS FINES PELETEROS

El visón americano (Mustela vison) no llegó a España como mascota, como otras muchas especies foráneas, sino importado por granjas peleteras para su uso comercial y hoy en día es uno de los mejores ejemplos de especie invasora. Según Ecologistas en Acción, este animal fue introducido en 1926 procedente de Norteamérica en las granjas peleteras de varios países europeos.

En cada explotación se fueron produciendo las respectivas fugas. El caso más grave se produjo en la antigua Unión Soviética, cuando más de 16.000 ejemplares de visón americano fueron puestos deliberadamente en libertad en 200 localidades diferentes entre 1933 y 1962.

En España el visón americano fue traído inicialmente a granjas de Segovia y Pontevedra y algo más tarde a Cataluña, Cantabria y Madrid. Actualmente tenemos al menos tres poblaciones independientes de visón americano: una en Galicia, otra en Cataluña y Aragón y la más antigua entre Ávila, Segovia, Madrid y Toledo.