Actualizado 22/03/2012 18:25 CET

El Cabildo de Lanzarote acuerda con la Guardia Civil intensificar la inspección pesquera para luchar contra furtivismo

ARRECIFE (LANZAROTE), 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Cabildo de Lanzarote ha acordado un proceso de colaboración con el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, con base en Fuerteventura, para intensificar las tareas de inspección pesquera en la isla para luchar contra el furtivismo.

Es por ello, que los días 15 y 16 de marzo, se realizaron las primeras inspecciones en Lanzarote, que según la consejera insular del área, Mónica Álvarez, estas inspecciones y acciones informativas "se llevaron a cabo de forma aleatoria", y se realizaron en establecimientos de restauración, puntos de venta, muelles y rampas de varado, además de zonas costeras de pesca y marisqueo del territorio insular.

Añadió que en total se inspeccionaron cinco zonas de pesca y marisqueo en Famara, Caleta Caballo, La Santa, El Golfo y Costa Teguise; otras cinco rampas de varado en la Caleta de Famara, Caleta de Caballo, La Santa y Arrecife; otros cinco punto de venta más en Arrecife y Playa Honda; y unos nueve restaurantes en El Golfo, Playa Blanca y Puerto del Carmen, según informó el Cabildo en nota de prensa.

La consejera insular de Pesca, Caza, Medio Ambiente y Aula de la Naturaleza también informó de que el resultado de estas visitas de inspección e informativas "ha sido positivo, detectándose tan sólo algún caso de marisqueo ilegal"; mientras que en lo que respecta a las características de los productos y la legalidad de su comercialización "no se detectaron irregularidades".

Así, Álvarez ha resaltado que junto a las inspecciones también se ha hecho hincapié en las tareas informativas, ya que incidió en la necesidad "de respetar las tallas mínimas vigentes y la realización del trámite de primera venta" en los puntos autorizados para garantizar la procedencia de los productos pesqueros y marisqueros, diferenciándolos de los obtenidos de forma irregular.

El Cabildo justifica esta campaña en el hecho de que se ha detectado un "progresivo aumento de las actividades ilegales de pesca y marisqueo, agudizado" en los últimos años por la crisis económica y el desempleo.

También se hacen en respuesta a las reclamaciones efectuadas por el sector pesquero profesional de la isla, representado por las Cofradías de Pescadores, que piden un "mejor control" de la pesca y marisqueo en la isla, ya que en los últimos tiempos "aumenta considerablemente" la presencia en el mercado de productos pesqueros y marisqueros, en cantidades "muy superiores" a las registradas en los puntos de primera venta autorizados de la isla, así como la comercialización de capturas con talla inferior a la permitida.

El objetivo del Cabildo "es lograr la explotación racional y sostenible" de los recursos pesqueros, así como la sostenibilidad del sector pesquero profesional, el empleo y la actividad económica que éste genera.