Cerca del 90% de los divorciados separa y recicla sus residuos, 10 puntos más que la media, frente al 76,5% de viudos

Publicado 17/08/2019 12:02:49CET
Una ciudadana deposita residuos en un contenedor
Una ciudadana deposita residuos en un contenedor - ECOEMBES - Archivo

   MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El 88,7 por ciento de los divorciados asegura destinar en su casa más de un espacio para separar y tirar los residuos, uno de ellos para el contenedor amarillo, una cifra que sitúa a este colectivo como el grupo social más reciclador.

   La cifra supone casi diez puntos más que el 79,8 por ciento de la media de individuos, según un estudio del Instituto Apolda para Ecoembes, que sitúa a los viudos, no obstante con un 76,5 por ciento, como los menos concienciados con el reciclaje.

   El trabajo, 'Estudio de hábitos de reciclaje', apunta que el 79,8 por ciento de los ciudadanos, es decir más de 37 millones de personas, cuenta en su casa con un espacio para los envases del contenedor amarillo, de modo que recicla de forma habitual.

   El estudio se ha realizado con una muestra de 10.000 personas de todas las comunidades autónomas y en él, el 88,7 por ciento de divorciados asegura tener un espacio en casa para separar y tirar los residuos y que uno de estos cubos es el amarillo. A los divorciados les siguen de cerca los casados o personas con pareja estable, que afirman reciclar un 81,5 y un 80,2 por ciento respectivamente. En el puesto de cola están los viudos, de los que recicla el 76,5 por ciento.

   Por género, el estudio de 2018 refleja que "la igualdad prima", ya que las mujeres reciclan en un 79,9 por ciento de los casos y los hombres, en un 79,7 por ciento. Sin embargo, entre 2017 y 2018 son los hombres quienes experimentaron un mayor crecimiento, con 8,8 puntos de aumento, frente a un 5,7 puntos de incremento en las mujeres. Pese a ello, las mujeres encabezan ligeramente la separación y reciclaje de sus residuos.

   En cuanto a las franjas de edad, los ciudadanos de entre 35 y 54 años son los que declaran reciclar más, con un 82 por ciento, frente a los jóvenes de entre 16 y 34 años, que se quedan en un 73,8 por ciento de reciclaje habitual. En este caso, los dos grupos de edad han aumentado respecto al año anterior, cuando los porcentajes se situaban en un 76,9 y un 66,7 por ciento respectivamente.

   En total, de media, casi el 70 por ciento de los hogares españoles cuenta con una media de cuatro cubos para separar y reciclar de forma habitual. Por comunidades autónomas, los habitantes de Navarra se declaran recicladores en un 92,5 por ciento; seguidos por los de La Rioja, con el 92,5 por ciento y País Vasco, con el 90,2 por ciento. En el vagón de cola están los ciudadanos de Ceuta y Melilla, con el 36,1 por ciento; Castilla y León, con el 63,1 por ciento, y Canarias, con el 66,9 por ciento.

   Entre las motivaciones para reciclar, los argumentos que esgrimen los 'recicladores' en el estudio realizado para Ecoembes, están que es una labor importante aunque no todo el mundo lo haga, o que reciclar bien los envases es "motivo de orgullo como ciudadano". Por el contrario, los que menos separan y reciclan explican que se debe a que en su zona no cuentan con un contenedor amarillo; que le queda lejos o que no tienen en casa espacio suficiente para los distintos cubos.

   Los resultados añaden que el 76,5 por ciento de los españoles asocia y tira siempre en el contenedor amarillo botellas botes o garrafas de plástico y el 68,6 por ciento los brics. Otros de los envases que más se relacionan al cubo amarillo son las latas de bebidas, el 60,6 por ciento, y de conservas, el 55,9 por ciento. Por el contrario, aerosoles (36,8%) y tapas metálicas de frascos (39,2%) los que menos se asocian con el contenedor amarillo y, por lo tanto los que menos se reciclan.

   Con el estudio, la organización celebra que el reciclaje se está convirtiendo en un hábito asentado entre los españoles. Así, en 2018 cada ciudadano depositó 15,7 kilogramos en el contenedor amarillo y 18,1 kilogramos en el contenedor azul.

   La directora de comunicación corporativa y marketing de Ecoembes, Nieves Rey, ha celebrado que el estudio refleja cómo la sociedad está "cada vez más implicada" en el cuidado del medioambiente a través del reciclaje. Sin embargo, asegura que Ecoembes seguirá buscando "soluciones innovadoras basadas en la colaboración que lleven a un sistema de economía circular donde el principal beneficiado sea el planeta".

   En total en 2018 en España se reciclaron más de 1,4 millones de toneladas de envases ligeros y envases de cartón y papel en todo el territorio nacional, alcanzando una tasa de reciclado de 78,8 por ciento. Estas cifras equivalen a evitar la emisión de 1,6 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera y ahorraron 6,2 Mwh y 20,3 millones de metros cúbicos de agua.

Para leer más