Publicado 26/07/2019 18:42CET

La Comisión Europea suspende el procedimiento de infracción contra España por la captura de aves fringílidas

Tórtola Europea.
Tórtola Europea. - SEO/BIRDLIFE - Archivo

   MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión Europea ha suspendido el procedimiento de infracción contra España por la captura de fringílidos, que se encontraba en fase de dictamen motivado, tras la confirmación del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) de que las comunidades autónomas competentes en la materia cumplen con la Directiva de Aves, manteniendo su compromiso de no conceder autorizaciones excepcionales de captura de aves fringílidas en su medio natural.

   Sin embargo, las autoridades comunitarias han recordado que, en caso de que alguna administración decida volver a conceder este tipo de autorizaciones, la Comisión podría reactivar el proceso de infracción y estudiaría denunciar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), como ya ocurrió con Malta en junio de 2018, según ha informado el MITECO.

   El procedimiento contra España se inició en 2016, después de que la Comisión constatara que diversas regiones continuaban autorizando esta práctica. Desde ese momento, el Gobierno ha actuado como interlocutor frente a la Unión Europea, informando de los avances de las regiones para asegurar el cumplimiento de la normativa.

   Así, en enero de 2019, la Comisión solicitó un nuevo informe sobre la situación en todas las comunidades autónomas, exceptuando a Asturias, que ya había prohibido la captura de fringílidos, por lo que el Gobierno trasladó en febrero la constatación de que, durante 2018, no se había

   producido ninguna autorización en el territorio español.

   Asimismo, el secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones, Hugo Morán, ha confirmado este jueves que el Ejecutivo no tiene constancia de que se haya producido ninguna captura de fringílidos durante 2019.

PROTECCIÓN DE LA TÓRTOLA EUROPEA

   Por otra parte, la Comisión Europea ha instado a España a "reforzar la protección" de la tórtola europea, tal y como exige la legislación de la Unión Europea en materia de protección de las aves silvestres, debido a que figura como especie vulnerable en la lista roja mundial y en la lista roja europea.

   En este sentido, las administraciones españolas tienen un plazo de dos meses para informar a la Comisión sobre las medidas que se están adoptando, así como las que se llevarán a cabo.

   El Gobierno ha manifestado, además, su intención de colaborar con las comunidades autónomas para garantizar la conservación de la especie y ha señalado que algunas de ellas ya han puesto en marcha acciones en este sentido.

   En el encuentro se abordaron también los posibles impactos sobre las poblaciones de aves provocados por la cosecha nocturna en olivares intensivos, una problemática para la que la Comisión iniciará un proyecto piloto que estudie el fenómeno en España y en otros países de la Unión Europea que cuenten con este tipo de cultivo.