Equo pide suspender la caza durante la sequía ante las condiciones de debilidad que sufren los animales

Un cazador
EUROPA PRESS/FEDERACIÓN ANDALUZA DE CAZA
Actualizado 02/11/2017 17:18:36 CET

   MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Equo ha llamado al Gobierno a poner medidas restrictivas o, incluso, a suspender la práctica de la caza ante la "grave situación de sequía" que, a su juicio, vive el país actualmente y que ha provocado que la mayoría de animales se encuentre en "unas condiciones de debilidad que limitan su capacidad de huida" o "no haya tenido un adecuado periodo de reproducción", entre otros problemas.

   El partido ecologista, perteneciente al grupo parlamentario de Unidos Podemos, denuncia en una iniciativa, recogida por Europa Press, que la sequía ha provocado la escasez de alimento de muchos animales y, apunta, que esta situación se ha detectado especialmente en cotos intensivos, cuarteles de caza comercial y escenarios de caza en donde, "con la excusa de que sueltan animales de granja se permite cazar con más intensidad, durante más tiempo y sin distinción de si se dispara animales salvajes o de criadero.

   Además, señalan más concretamente, a los espacios cinegéticos en comunidades como Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía o Madrid. "La sequía y las altas temperaturas están siendo extremas para la actual época del año y tienen en jaque a la población de especies cinegéticas", apunta el texto, que ha sido registrado en el Congreso.

OBLIGADO A ACTUAR ANTE SITUACIONES EXTREMAS

   El diputado firmante de esta iniciativa, Juantxo López de Uralde, recuerda al Gobierno que la legislación de caza y de conservación de la naturaleza le obliga a actuar en situaciones meteorológicas excepcionales, decretando, si fuera necesario, la suspensión de la caza y evitando los conocidos como 'días de fortuna', como son los de sequía pronunciada.

   López de Uralde denuncia, en este sentido, que organizaciones, como Ecologistas en Acción, han asegurado la temporada de caza ha comenzado este año sin que las consejerías, ni las direcciones generales responsables de esta materia, hayan tomado medida para controlar la situación, lo que, a su juicio, "es una irresponsabilidad".