La Eurocámara quiere aumentar la transparencia en los procesos para aprobar sustancias como el glifosato

Interior del Parlamento Europeo
WIKIMEDIA COMMONS - Archivo
Publicado 11/12/2018 15:32:46CET

   BRUSELAS, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El pleno del Parlamento Europeo ha respaldado este martes la normativa que busca incrementar la transparencia en los procedimientos para aprobar el uso de sustancias como el herbicida glifosato, por ejemplo, obligando a publicar los estudios en los que se basa el órgano europeo competente para tomar su decisión.

   Los eurodiputados han apoyado con 427 votos a favor, 172 en contra y 67 abstenciones la propuesta legislativa que la Comisión Europea elaboró tras la polémica extensión del permiso para la comercialización del herbicida de Monsanto y a raíz de la iniciativa ciudadana que consiguió más de un millón de firmas de ciudadanos europeos.

   El paso dado por los eurodiputados abre la puerta al inicio de las negociaciones con el Consejo de la UE (los países) para aprobar la normativa, que hará que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) tenga que publicar todos los estudios de los que dispone sobre la toxicidad de una sustancia antes de tomar una decisión sobre si permite su comercialización o la deniega.

   La actualización de las normas tiene el objetivo de incrementar la transparencia del proceso y garantizar que los informes que utilice la EFSA para autorizar un producto son "fiables, objetivos e independientes".

   Las nuevas reglas también prevén un proceso previo en el que el solicitante podrá pedir asistencia a la EFS sobre cómo aportar toda la información requerida con la intención de acelerar el proceso de autorización.

   Los eurodiputados también han apostado por crear un registro europeo de estudios encargados para evitar que las empresas que solicitan una autoriza puedan ocultar aquellos informes que sean desfavorables. Además, si existiesen dudas sobre la información aportada por éstas, la EFSA podría consultar a terceras partes para saber si existen otros estudios científicos relevantes.

   Del mismo modo, la Eurocámara ha acordado los criterios para identificar qué información puede mantenerse confidencial, por ejemplo la marca con la que una sustancia va a ser comercializada o las descripciones detalladas de su preparación.