Fundación Aquae aboga por una transición hacia una gestión circular para "usar agua sin consumirla"

Àngel Simón, Presidente de Fundación Aquae
FUNDACIÓN AQUAE
Actualizado 21/12/2017 13:20:51 CET

   MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Fundación Aquae, Ángel Simón, ha abogado por pasar del modelo lineal de gestión del agua hacia una transición hacia un modelo circular para "usar agua sin consumirla".

   En la publicación 'Water Monographies IV: Agua y Economía' de la Fundación Aquae y el Consejo Mundial de Ingenieros Civiles, Simón recuerda que a pesar de vivir en el planeta azul, la mayoría del agua "no está en una forma o un lugar que permita disponer de ella".

   "Casi toda es agua de mar, únicamente el 2,5 por ciento es agua dulce y la mayor parte está fuera de nuestro alcance; el porcentaje real de agua accesible es el 0,007 por ciento del total", ha destacado.

   En la publicación científica, que consta de ocho capítulos, varios expertos nacionales e internacionales han explicado por qué dotar de acceso sostenible al agua potable y a sistemas de saneamiento, es el primer paso para erradicar la pobreza a nivel mundial y por qué el desarrollo económico de una comunidad está condicionado por la disponibilidad de agua, ya que por ejemplo las enfermedades relacionadas con este recurso provocan la muerte de más de 3,4 millones de personas al año.

   En ese sentido, Simón considera que el reto está en gestionar el agua que está realmente disponible porque son los países menos desarrollados los que sufren las consecuencias más extremas de la falta de gestión de los recursos hídricos.

   "Necesitamos usar agua sin consumirla, lo que significa que los procesos de producción deben diseñarse para mantener ciclos de agua eficaces y eficientes", ha manifestado.

   Asimismo, para refinar el agua y convertirse en agua del grifo o embotellada y evitar que se convierta tras su uso en agua residual, Simón considera que es posible hacer circular el agua a su máximo valor y eliminar el concepto de residuos mediante la extracción de materiales valiosos, nutrientes y energía de las aguas residuales antes de que vuelvan a utilizarse para otro fin o de que regresen al ciclo natural del agua.

   El objetivo es que el agua se mantenga el mayor tiempo posible y reducir al mínimo la generación de residuos. A su juicio, la forma en la que hoy se usa el agua se podría describir como 'lineal' y sin embargo Simón señala que se debe explorar la transición a una "más circular".

   "Convertir nuestros residuos en materias primas (economía circular) es una de las estrategias clave de la Unión Europea para generar crecimiento y empleo", ha añadido.

   La publicación analiza también los objetivos de la ONU para favorecer el agua como un valor para desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza y el agua. Además, subraya la importancia de la I+D para equilibrar el suministro de agua potable con un medio ambiente saludable.