Fundación Artemisan llama "irresponsable" e "ignorante" a la ministra Ribera por opinar en contra de los toros y la caza

Publicado 10/12/2018 18:50:51CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director de la Fundación Artemisan, Luis Fernando Villanueva, ha llamado "irresponsable" e "ignorante" a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, por posicionarse en contra de "actividades tradicionales del mundo rural como la tauromaquia o la caza", actividades que, además, no son de su competencia, añade.

En una carta abierta dirigida a la propia ministra, Villanueva expone que "una ministra puede volcar opiniones personales en un bar o en un grupo de Whatssap de amigos", pero no en un medio de comunicación, donde debe hablar como representante de un partido político.

La entidad destaca que, no obstante, sí es de su competencia el medio ambiente y, en este sentido, defiende que actividades como la caza o la tauromaquia son "claves" para la conservación de los espacios naturales", así como de las dehesas y bosques.

"Es posible que desconozca que la dehesa es considerada por la propia Unión Europea como un Sistema de Alto Valor Natural, en definitiva, un modelo de desarrollo sostenible con gran valor ecológico, económico y social que en España se extiende por más de 4 millones de hectáreas. Pues bien, una buena parte de la gestión de esa dehesa es gestionada para el aprovechamiento de pastos en extensivo por el toro de lidia y por las especies cinegéticas. Sin esas actividades, la dehesa desparecería", defiende Fundación Artemisan.

En el texto, la entidad se posiciona en contra de la prohibición de la caza, pues "provocaría un efecto letal y en cadena sobre las propias especies cinegéticas, sobre otras especies ganaderas con las que interaccionan, en las especies protegidas y en peligro de extinción, en la agricultura, en los accidentes de tráfico, en la salud del ser humano e incluso sobre el cambio climático". "Además, por supuesto, de influir de forma muy directa en la socioeconomía de nuestro medio rural e incentivando el despoblamiento rural", se desprende del documento.

BENEFICIOS DE LA CAZA

En este sentido, pone de relevancia la importancia de la caza recordando que, en 2016, se produjeron en España un total de 9.472 siniestros agrícolas causados por fauna silvestre, la mayoría de casos por especies de caza.

Además, hacen hincapié en la contribución positiva de la actividad cinegética a la seguridad vial. Cerca de 13.900 accidentes de tráfico fueron provocados por animales en vías asfaltadas, de los cuáles más del 54% correspondieron sólo a dos especies cinegéticas, el jabalí y el corzo.

Asimismo, la Fundación defiende la aportación de la cinegética para el mantenimiento de la socioeconomía del medio rural. Según indican, un reciente estudio independiente realizado por Deloitte y coordinado por Fundación Artemisan expone que la caza aporta más de 6.475 millones de euros al PIB, manteniendo más de 186.000 empleos y produciendo 614 millones de euros de retornos fiscales para las arcas públicas.

"La caza, más allá de cifras económicas, es importante bajo el prisma del capital ambiental, ejerciendo durante generaciones una labor silenciosa de conservación. En el control de las sobrepoblaciones y de las enfermedades, en el cuidado, gestión y conservación del Medio Natural, en el mantenimiento de los Espacios Naturales Protegidos y, por supuesto, en la reducción de la siniestralidad agrícola y en la minoración de los accidentes provocados por especies cinegéticas", justifican desde la entidad, que apela a la ministra a defender la actividad cinegética y su gestión sostenible como un elemento de conservación y como valor económico añadido en el entorno rural.

En la carta, la Fundación concluye que con sus palabras contra la tauromaquia y la caza no solo "se ha echado encima a los cazadores, gestores y aficionados taurinos", sino que ha "volcado estiércol sobre todo el medio rural y sobre muy buena parte del urbano que, por afición o por simple respeto a actividades tradicionales como el toro de lidia o la caza, deleznan de sus palabras".

"Quizás usted debería haber manifestado que le gustaría que no se cazara 'aunque es necesario'; entonces sería una ignorante, pero nunca una irresponsable como ha demostrado", agrega la Fundación pro-caza, que pide que, en caso de no apoyar estas actividades, dimita de su cargo para "ahora sí, poder opinar libremente como una ciudadana más".