1 de abril de 2020
 
Actualizado 17/01/2007 14:36:35 +00:00 CET

García-Page aboga por una nueva política de agua "consensuada" en España que "destierre" enfrentamientos entre CC.AA

Denuncia que el Levante está dejando que sus limoneros y naranjos se "pudran", mientras pide agua de socorro

TOLEDO, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page abogó hoy por una "nueva" política de agua que sea "consensuada" en el conjunto de España y "destierre" enfrentamientos entre comunidades autónomas ya que "el trasvase solo puede significar en el futuro más follón, menos futuro y menos solución".

A preguntas de los medios, durante la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, el portavoz del Ejecutivo autonómico recordó que se van a poner en marcha nuevas políticas en materia de agua y recomendó "evitar el ruido de partido y anteponer los intereses generales a los que tienen que ver con vinculaciones de tipo electoral".

Afirmó que desde Castilla-La Mancha no se quiere contribuir a "ningún" tipo de ruido artificial, sino que sobre un problema tan de fondo como el agua se hable a fondo "para evitar malas interpretaciones y demagogia". Denunció que el Levante lleva meses pidiendo agua de socorro para regar los limoneros y naranjos y hoy "son millones de kilos los que están sin recoger".

Preguntado sobre el Plan de Regadíos, García-Page dijo que Castilla-La Mancha es una región en "permanente" demanda regadíos y "nos gustaría que se hubieran facilitado los regadíos en la región desde el Estado durante los distintos gobiernos". Explicó que en la Comunidad se ha llegado a una política de optimización frente a lo que diga la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

A su juicio, la política de regadíos es "determinante" para una agricultura moderna, y recordó que en el ámbito de los regadíos están cambiando los cultivos y "habrá que introducir las mejores técnicas para que no pueda hipotecar otros desarrollos".

Por otro lado, aseguró que en España existe agua para beber y dar salida al desarrollo económico y "en el regadío creo que es compatible ir a un nuevo Plan de Regadíos que racionalice las técnicas". "Si el plan fuera solo un debate de hectáreas se quedaría corto, por eso apostamos en la dirección de hacer un plan lo más razonable posible", apuntó.

Asimismo, subrayó que el Levante va a tener agua gracias a las nuevas tecnologías "sin venir a cogerla donde no tenemos alternativas". En su opinión, el agua es de todos y se tiene que racionalizar atendiendo a su aspecto "más tecnológico" y "racional".

CONFERECIA DE PRESIDENTES.

Recordó que el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, sostuvo en la Conferencia de Presidentes celebrada la semana pasada en el Senado que "él representaba una política del agua que en la región incluía al PSOE y al PP. No sé si en otros presidentes lo pueden decir en otras comunidades autónomas".

Finalmente, exigió que nadie pierda de vista los intereses que representa "que son compatibles con los intereses generales del país. Creo que el PP ha dado un paso sustancial para el Estatuto y no se entendería que este paso luego no lo pelen en Madrid", concluyó.