CCOO descarta interponer un recurso contra la orden de revocación del cierre de la central burgalesa

Actualizado 03/07/2012 18:39:43 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Comisiones Obreras no prevé interponer un recurso contra la revocación de la orden de cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) ni se sumará a los que interpongan otras organizaciones como los anunciados por Greenpeace y Ecologistas en Acción, según ha señalado a Europa Press el secretario confederal de Medio Ambiente de CCOO, Llorenç Serrano.

En todo caso, ha subrayado que para CCOO la central de Garoña, por sus características y su antigüedad, debería cerrarse al cumplir su vida útil. Además, ha añadido que el hecho de que su actividad se prolongue por encima de 40 años, más allá de las cuestiones de seguridad, que esperan garantizadas, supone "persistir en un momento de gran indefinición sobre el modelo energético futuro para España, en una planta sobradamente amortizada y que no es imprescindible para el suministro energético en España".

Asimismo, lamenta que la decisión del Gobierno convive con "la incertidumbre sobre el desarrollo de las renovables para reducir el déficit de tarifa". Serrano duda de si el Ejecutivo se atreverá a revisar el sistema de precios y estima que este hecho "demuestra que este Gobierno sigue aplazando las cosas importantes".

En este sentido, ha agregado que para CCOO habría que cuestionar el sistema de precios de la electricidad y que cada tipo de energía se pague a su precio y sin subastas.

Finalmente, ha manifestado que con una adecuada remuneración de la energía generada por las plantas que ya están amortizadas, las pequeñas innovaciones y mejoras que tendrían que hacerse en estas plantas serían no rentables para sus propietarios, quienes entonces cesarían su actividad.