Actualizado 17/11/2010 15:22 CET

López de Uralde estaría "encantado" de ser el candidato de Los Verdes

López de Uralde
Reuters

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El líder nacional de Los Verdes, Juan López de Uralde, ha asegurado que estaría "encantado" de ser el candidato de la formación en las próximas elecciones generales que se celebrarán en 2012, según manifestó durante una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria.

De esta manera, cuestionado sobre si él será el candidato del partido a las elecciones de 2012, declaró que será la asamblea o el organismo correspondiente de la formación quien, en su momento, se encargue de decidirlo.

"Ahora mismo, estamos impulsando este proyecto. Si se decide que yo sea el candidato estaría encantado. Es posible que sea así pero tendría que decidirlo el organismo que corresponda porque estamos tratando de profundizar en la democracia y la democratización, no sólo del país, sino también de las propias organizaciones políticas", apuntó.

Asimismo, expuso que la política actual está demasiado monopolizada por un bipartidismo "que está ahogando la democracia". "Hemos decidido dar un paso más allá y constituirnos en primer lugar en la Fundación EQUO, para luego crear una plataforma y un partido que vaya unificando el movimiento verde de cara a las elecciones de 2012", dijo.

"SE DAN LAS CONDICIONES"

Uralde entendió que en este momento se dan las condiciones para que un proyecto verde estatal alcance una proyección como no ha alcanzado con anterioridad, recordando que se cuenta con el apoyo de Los Verdes europeos.

En este sentido, explicó que una de las misiones de la organización estatal es apoyar a las formaciones regionales más activas para continuar con la construcción del partido verde "que España necesita".

"Hay una marea verde --añadió-- en todo el Estado que está creciendo y esperamos conseguir representación parlamentaria por primera vez en España, esperando constituir grupo parlamentario".

Aquí, agregó que hay que devolver la política a la ciudadanía y romper la inercia actual de un rechazo cada vez mayor de la política, "porque eso lleva a poner en riesgo la democracia".