Publicado 05/04/2022 16:06

El MITECO lanza a consulta pública la convocatoria de ayudas para adaptación al riesgo de inundación en el Segura

Archivo - Máquinas trabajando en Rafal.
Archivo - Máquinas trabajando en Rafal. - AYTO RAFAL - Archivo

   MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico ha abierto la consulta pública del borrador de Real Decreto de la convocatoria de ayudas para la adaptación al riesgo de inundación en la cuenca baja del Segura, unas subvenciones de 10 millones de euros para actuaciones y obras que reduzcan el riesgo de inundación de los equipamientos urbanos, edificaciones, instalaciones y explotaciones agrícolas y ganaderas del tramo bajo del río, en Alicante.

   La iniciativa completa el 'Plan Vega RenHace', un proyecto de la Generalitat Valenciana para impulsar la regeneración económica y social de la Vega Baja.

   El plazo de presentación de alegaciones concluirá el próximo 28 de abril. Las ayudas forman parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) y se repartirán entre 30 municipios de la Comunidad Valenciana. Los 10 millones de euros de subvención son compatibles con otras ayudas o recursos de cualquier administración pública o entes privados, de la Unión Europea o de organismos internacionales, para la misma o similar finalidad.

   Con estas subvenciones se podrán adquirir materiales para impedir la entrada de agua en los edificios, como barreras, bombas de achique o válvulas antirretorno y ejecutar obras de impermeabilización o

   rediseño de fachadas, construcción o mejora de muros perimetrales, sellado de huecos y protección o traslados de instalaciones vulnerables.

   También se concederán ayudas para implantar medidas de adaptación al riesgo de inundación y protección de explotaciones agrícolas y ganaderas o de mitigación tras los episodios de inundación o para adquirir terrenos o indemnizar derechos que pudieran resultar afectados por las actuaciones destinadas a la protección frente al riesgo de inundación o para financiar actuaciones de adaptación de vías de comunicación e infraestructuras ubicadas en zonas inundables.

   Los municipios que podrán acceder a esta convocatoria son Torrevieja, Orihuela, Pilar de la Horadada, Almoradí, Callosa de Segura, Rojales, Guardamar del Segura, Albatera, Catral, Redován, San Fulgencio, Dolores, Cox, Bigastro, San Miguel de Salinas, Benejúzar, Los Montesinos, Rafal, Formentera del Segura, Benijófar, Algorfa, Granja de Rocamora, Jacarilla, San Isidro, Benferri, Daya Nueva y Daya Vieja, así como las pedanías de Crevillente Realengo y San Felipe Neri.

   Se estima que unas 74.000 personas viven en las zonas inundables cartografiadas en los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación de esta zona. De los 27 municipios que forman parte de la Vega Baja del Segura, 13 incluyen áreas de riesgo potencial significativo de inundación y 24 tienen identificadas zonas inundables. Debe destacarse, además, la elevada vulnerabilidad de cinco residencias geriátricas, un hospital, 14 centros de salud y 33 centros educativos.

   Por su parte, con casi 13.000 hectáreas dedicada a cultivos agrícolas y 118 explotaciones ganaderas, el sector agropecuario es el más afectado por las inundaciones. El 73 por ciento de la superficie inundable de este tramo está ocupado por explotaciones agrarias.

   La cifra total de indemnizaciones pagadas por el Consorcio de Compensación de Seguros en bienes asegurados por sus coberturas desde el año 2005 al 2020, asciende a los 205 millones de euros.

   Una vez finalice el periodo de información pública comenzará la tramitación del Real Decreto, cuya aprobación está prevista para el primer semestre de este año.