La Plataforma SOS Tendidos eléctricos pide al Gobierno medidas "obligatorias" para frenar la muerte de aves

Ave muerta por electrocución bajo un tendido eléctrico
PLATAFORMA SOS TENDIDOS ELÉCTRICOS
Publicado 16/10/2018 16:56:39CET

   MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Plataforma SOS Tendidos Eléctricos ha enviado este martes una carta a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la que le piden su implicación para evitar la muerte de aves por colisión o electrocución y establezca medidas obligatorias con este fin.

   Las organizaciones que integran la plataforma recuerdan en su misiva que decenas de miles de aves mueren en España cada año por este problema y que entre las especies afectadas figuran algunas aves amenazadas como el milano real, la cigüeña negra, el águila imperial ibérica o el águila perdicera, entre otras.

   Así, lamentan que el Real Decreto 1432/2008, aprobado hace ya diez años, no ha logrado solucionar la mortalidad de las aves por tendidos eléctricos, entre otras cuestiones porque la norma no se aplica en todo el territorio nacional sino solo en las denominadas zonas de protección.

   Sin embargo, explican a Ribera que las aves no entienden de límites administrativos y mueren electrocutadas o colisionadas "por toda la geografía española con independencia de que sean zonas protegidas o del grado de protección que ostenten".

   Además, consideran que los costes para corregir los tendidos eléctricos debe corresponder a las grandes compañías eléctricas, al margen de las subvenciones que se puedan conceder para corregir los tendidos.

   Por ello, instan a Ribera que modifique el citado Real Decreto para que la corrección de tendidos peligrosos no dependa de la existencia de fondos públicos que financien las adaptaciones de las líneas.

   La plataforma estima que como "responsables" de la mortalidad de las aves que provocan con su actividad empresarial son estas empresas las que deben hacer "todo lo necesario" para compatibilizar su negocio con la conservación de la biodiversidad o, en caso contrario, responder por incumplimiento de su obligación legal de mitigar el problema que han generado.

   Del mismo modo, estiman que las ayudas públicas que ahora se destinan sobre todo a las grandes compañías, deberían focalizarse en la corrección de las líneas eléctricas peligrosas y que son de propiedad particular, que muchas veces no pueden ser costeadas por los pequeños propietarios.

   En este contexto, recuerdan también al Ministerio que debe adaptarse a la sentencia 88/2018 de 19 de julio de 2018 del Tribunal Constitucional, que establece que son las comunidades autónomas las competentes para distribuir las ayudas públicas previstas en el Real Decreto 264/2017.

   En la carta exponen también a Ribera algunas propuestas para evitar y paliar este problema como por ejemplo que las medidas para evitar la colisión no sean voluntarias sino de aplicación obligatoria; que se incluyan medidas correctoras de eficacia comprobada en las autorizaciones y que se elabore un plan estatal para impulsar urgentemente la corrección de los tendidos peligrosos.

   Finalmente, también solicitan una reunión con el departamento responsable del Ministerio para la Transición Ecológica para analizar la cuestión en profundidad y proponen la celebración de unas jornadas a principios de 2019 para incentivar la búsqueda y la aplicación de soluciones.

   Integran la Plataforma SOS Tendidos Eléctricos sonAcción por el Mundo Salvaje (AMUS), Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA), Ecologistas en Acción, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), Grupo para la Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), Revista Quercus, SEO/BirdLife, Sociedad Ibérica para el Estudio y Conservación de los Ecosistemas (SIECE) y WWF España.