Publicado 03/05/2022 13:56

Los primeros alzacolas rojizos Ave del Año 2022, cruzan el Estrecho y llegan a Andalucía

Archivo - Ejemplar de alzacola rojizo.
Archivo - Ejemplar de alzacola rojizo. - SEO/BIRDLIFE - Archivo

   MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

   SEO/BirdLife ha detectado la llegada de los primeros alzacolas rojizos --declarada Ave del Año 2022-- a la Península Ibérica, después de cruzar el Estrecho desde África para instalarse en Gibraltar, Huelva, Córdoba o Sevilla, aunque la ONG espera que la llegada de la especie a España será "más evidente" durante el mes de mayo.

   Así, advierte de que el estado de conservación de la especie es "muy delicado" dado que el último censo realizado muestra una reducción de su población en el conjunto de España del 94,8 por ciento. La especie vive en invierno al sur del Sáhara y en estas fechas llega al valle del Guadalquivir, la parte baja del valle del Guadiana y al sureste ibérico para su reproducción.

   En favor de la especie, la ONG ha puesto en marcha la campaña de donaciones para el alzacola rojizo 'Viñedos', por la que comprará una hectárea de terreno para mantener la agricultura tradicional en el entorno de Doñana.

   Se trata de una especie de medios semiáridos y los primeros avistamientos se registran en la segunda quincena de abril, pero la ONG avisa de que su población se ha reducido tanto que es difícil hacer un seguimiento.

   La población ibérica es la más importante en Europa y está muy distanciada de otro núcleo reproductor, que llega a Grecia y algunos puntos de países de los Balcanes. Por otro lado, según el Atlas de Europa de Aves Reproductoras se mantienen poblaciones de interés en Turquía y el Caucaso.

   De acuerdo con los últimos datos del censo nacional, su población es de unos 17.000 ejemplares, de los cuales Andalucía occidental acoge al 71 por ciento y Extremadura al 27 por ciento, existiendo otras pequeñas poblaciones en Almería, Alicante y Murcia.

   SEO/BirdLife destaca que la situación actual de sus poblaciones cumplen los criterios de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) como para estar catalogado 'En peligro' y 'En peligro de extinción' en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

   La especie en España está muy ligada al viñedo tradicional y al olivar, que en Doñana se gestiona por métodos tradicionales y sostenibles, lo que contribuye a la conservación de los valores ambientales y las tradiciones locales del entorno de Doñana. La ONG alerta de que la expansión de los cultivos de regadío de frutos rojos, responsables del mal estado del acuífero en Doñana, provocó que la superficie plantada de viñedo sufriera un fuerte descenso entre 1983 y 2008.

   Durante este período se pasó de 14.700 ha a algo menos de 5.000 ha cultivadas, a causa del abandono voluntario por su baja rentabilidad y las políticas de arranque de cepas propiciadas por la Política Agraria Común (PAC).

Contador