Los recicladores de papel exigen que su producto final se considere materia prima en vez de residuo en su 50 aniversario

Publicado 31/10/2018 17:47:52CET

   MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón (REPACAR) ha reclamado durante su décimo congreso que el producto final que sale de sus plantas, después de reciclar el papel, sea considerado una materia prima y no un residuo, para aumentar en competitividad internacional.

   El director general de REPACAR, Manuel Domínguez, ha explicado a Europa Press con motivo de la celebración del 50 aniversario de la entidad, que esta es una reclamación que beneficiaría en gran medida a al sector de la recuperación de papel, que genera empleo verde en todo el territorio nacional y que en la actualidad soporta una gran carga administrativa.

   Precisamente, con motivo de la efeméride, ha recordado que Repacar fue la pionera entre las entidades de gestión de residuos que se constituyó en España y que es el "vivo ejemplo" de la economía circular, ya que sus orígenes se remontan a los traperos que se dedicaban a buscar y generar recursos de los residuos de otros y que a finales de los años 60 supieron ver el futuro y se asociaron para profesionalizarse y dignificar la actividad.

   Así, ha destacado el cambio muy importante en este medio siglo en un sector de "marcado carácter internacional", que comercializa un "recurso" que se consume en todo el mundo y la apuesta actual por la innovación en un sector con un tejido industrial de pequeñas y medianas empresas que convierten en papel y cartón en nueva materia prima para la industria papelera.

   Además, ha valorado que el dato de recuperación en España donde se recuperan y reciclan unos cinco millones de toneladas de papel que evitan la emisión a la atmósfera de 5 millones de CO2. "El papel es uno de los materiales con mejor comportamiento ambiental y es un ejemplo de economía circular", ha defendido.

   En este contexto, ha criticado las medidas "proteccionistas" de China y en cadena de Tailandia, Malasia o Vietnam para proteger su mercado interno porque a España y al mercado internacional en general le impacta por su volatilidad e inseguridad jurídica en las transacciones comerciales. Si bien, no considera que la medida suponga un peligro para el sector porque tanto el papel como el cartón finalmente serán consumidos, de modo que estima que lo que cambiará será el lugar donde lo haga.

   Precisamente, relaciona ese aspecto con la necesidad de que el producto que sale de sus plantas no se considere residuo sino materia prima que puede consumirse directamente y porque las trabas burocráticas y jurídicas del transporte de uno frente a otro hacen perder al sector español competitividad respecto a otros países europeos sin justificación.

   Entre las dificultades diarias, subraya que el papel está "a la cabeza del reciclado en España y en Europa" y asegura que el sector está preparado para cumplir con creces los objetivos europeos en esta materia.

   Sin embargo, ha añadido que entre los aspectos de mejora del sector figuran la mejora en la recogida del contenedor azul, con recogidas puerta a puerta en el pequeño comercio para liberar de espacio los contenedores azules y que estos tengan tapa para evitar o al menos reducir los impropios y medidas antihurto.

   Asimismo, considera que la propuesta de 'pago por generación', por la que los ciudadanos pagarían menos si reciclan más y a la inversa, tendría también un impacto positivo en la recogida de papel y cartón porque redundará en que cada flujo de residuo vaya directamente al contenedor apropiado. "Conviene a todos que cada vez se separen mejor todos los residuos", ha manifestado.

   El director general de REPACAR saca pecho por haber sido la entidad que logró organizar la recogida selectiva de papel y cartón en los años 90 y por contribuir a situar a España a la cabeza del reciclaje de este residuo. "Hay que seguir siendo cada vez más eficientes. Que ni un solo papel se genere como residuos acabe fuera de un circuito de recuperación y reciclaje de papel, con medidas cada vez más novedosas", concluye.

   Este miércoles, en torno a 200 personas han asistido al X Congreso de Reciclaje de Papel, un sector que tiene una facturación anual de 2.280 millones de euros en España. Al acto ha asistido el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid; el director general de Biodiversidad y Calidad Ambiental del ministerio de Transición Ecológica, Javier Cachón y el presidente de REPACAR, Sebastián Solís.

   Solís ha reclamado "medidas urgentes" a la Unión Europea y a los Estados Miembro para el correcto funcionamiento de los sistemas actuales de recuperación y reciclaje de residuos de papel y cartón.

   "Las administraciones públicas como la ciudadanía deben contagiarse de esa capacidad de adaptación que caracteriza a este sector y sumar esfuerzos entre todos por incrementar la calidad de papel que demanda actualmente el mercado", ha comentado.

   Finalmente, Cachón ha subrayado que el papel y el cartón recuperado supone el 25 por ciento del total de los residuos municipales por lo que su gestión es "vital" para un desarrollo sostenible. "Una mala gestión provoca graves problemas medioambientales y requiere de costosas soluciones para reparar el daño", ha concluido el director general que considera "fundamental" la labor de las empresas asociadas a REPACAR.