Actualizado 28/12/2015 18:14 CET

Reforesta planta 1.882 árboles durante 2015, más de 11.000 desde 2009

Reforesta plantando árboles en La Pedriza
REFORESTA

   MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La asociación Reforesta ha plantado un total de 1.882 árboles en España durante 2015, declarado Año Internacional de los Suelos por la 68ª Asamblea General de Naciones Unidas. Desde 2009, la ONG ha plantado una cifra de 11.400 árboles de 35 especies diferentes, acciones que han contribuido a la conservación directa del suelo de 32 hectáreas reforestadas, según ha informado la entidad.

   Tal y como recuerda la ONG, los suelos forestales son "especialmente relevantes" en la lucha contra el calentamiento global por su papel como sumideros de carbono. Según datos de la FAO, se estima que debido al ritmo actual de conversión de bosques y pastos naturales en tierras de cultivo, se puede perder entre un 20% y un 40% de la capacidad de sumidero de carbono de los suelos.

   Según esta institución, en Europa se pierden once hectáreas de suelo vivo cada hora debido a los procesos de urbanización. De hecho, Reforesta recuerda que la urbanización implica el sellado permanente de la capa superficial del suelo y, en definitiva, su deterioro irreversible, ya que altera o anula algunas de sus capacidades clave, como son la infiltración de agua, la fijación de carbono o su función como hábitat de multitud de microrganismos, entre otros.

   Precisamente, recuerda que, a nivel mundial, el 33% del suelo está degradado, debido básicamente a la erosión, agotamiento de nutrientes, acidificación, salinización, compactación y contaminación química.

CASO DE ESPAÑA

   La erosión, uno de los principales agentes degradadores, es uno de los fenómenos más activos que tiene lugar en España. De hecho, tal y como indica la asociación --que vuelve a utilizar datos de la FAO--, en España se pierden unas doce toneladas de suelo por hectárea y año en el 47% del territorio del país. De ese porcentaje, el 12% registra tasas de pérdida de suelo de 50 toneladas por hectárea y año. Para la organización, "la magnitud de estas cifras es alarmante", pues informa de que la generación de una capa de suelo sano de un centímetro puede prolongarse más de 1.000 años.

   Según Reforesta, una de las medidas más efectivas para frenar la erosión es la conservación y recuperación de la cubierta vegetal, pero el cuidado y mejora de la vegetación no es sólo útil para evitar la erosión, sino que también es importante para mitigar los efectos del cambio climático.

Para leer más