Unas 450 personas se concentran en Barcelona para reclamar la absolución de la detenida Núria Pórtulas

Actualizado 17/03/2007 22:28:34 CET

BARCELONA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unas 450 personas, según confirmó a Europa Press la Guardia Urbana, se concentraron hoy en la avenida Portal de l'Àngel de Barcelona para reclamar la absolución de Núria Pórtulas, detenida el pasado 7 de febrero acusada de pertenecer a banda armada.

Los manifestantes exigieron a la Audiencia Nacional, donde permanece a la espera de que el juez valore si debe ser absuelta o imputada, la inmediata libertat de Núria Pórtulas, el archivamiento del caso y la dimisión de los responsables políticos de la operación.

Asimismo, afirmaron, en una octavilla repartida durante el acto, que la investigación se basa en hechos poco probables que "en ningún caso" incriminan a la detenida y reclamó a la conselleria de Interior que no "criminalice la solidaridad con las personas presas ni ninguna ideología".

El abogado de la detenida, Benet Salellas, explicó a Europa Press que "la Audiencia Nacional resta a la espera de que los Mossos d'Esquadra le remitan los informes. La situación penitenciaria de Núria depende de que éstos lleguen". A su vez, señaló que "reclamamos que lleguen los informes para que el juez pueda dejarla en libertad".

A la manifestación acudieron amigos y familiares de la detenida, así como gente vinculada al movimiento escolta, al que estaba muy ligada, y representantes de los movimientos sociales, entre otros colectivos.

Poco antes, unos 30 jóvenes reclamaron a ICV-EUiA, durante la concentración contra la guerra de Irak convocada por la plataforma 'Aturem la Guerra', la liberación de Núria Pórtulas con una pancarta en la que se podía leer 'Queremos a Núria en casa', escrita al estilo graffitti.

Los jóvenes se situaron justo delante de la representación oficial de ICV-EUiA, encabezada por el vicepresidente de ICV y diputado, Joan Herrera, y el coordinador general de EUiA, Jordi Miralles.

DETENIDA POR PERTENENCIA A BANDA ARMADA.

La madrugada del día 7 de febrero Núria Pórtulas, educadora social de Sarrià de Ter, fue detenida por los Mossos d'Esquadra por presunta pertenencia a banda armada y tenencia de explosivos, a pesar de que el juez eliminó esta segunda acusación ante la falta de pruebas, tras el registro efectuado por los Mossos en el domicilio de la detenida y el de sus padres.

La joven, a quien le aplicaron la ley antiterrorista, pertenecía a un grupo de solidaridad con anarquistas presos, y participaba en concentraciones y en la elaboración de panfletos.