Actualizado 10/11/2007 16:44 CET

Alrededor de mil personas se concentran en Madrid en una marcha por la independencia del pueblo saharaui

Llamazares insta al gobierno a cumplir sus obligaciones de Derecho Internacional y de "derecho moral" con el pueblo saharaui

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de mil personas acudieron hoy hasta la madrileña calle de Atocha a la marcha convocada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS) por la independencia del pueblo saharaui bajo el lema 'Contra la tortura y la violación de los Derechos Humanos' en este territorio.

A la manifestación, que estuvo acompañada por cientos de banderas del Sahara y de pancartas con lemas como 'Marruecos culpable, España responsable' y 'Zapatero, escucha el Sahara está en lucha', acudieron numerosas Asociaciones de Amigos del pueblo Saharaui, activistas políticos saharauis y algunos representantes políticos españoles, entre ellos el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con ONG del PSOE y concejal en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Zerolo, que no realizó ninguna declaración.

El coordinador de la Asociación de Amigos del Sáhara, José Luis Aguado, recalcó que es necesario "pedir al Gobierno que rectifique su política respecto al Sahara". "Es muy importante que España no abandone a los saharauis por mantener las buenas relaciones con Marruecos", indicó para luego apuntar que otro objetivo de la manifestación era "denunciar la violación de los derechos humanos" que se lleva a cabo en este territorio.

Por su parte, Hmad Hamad, un activista político de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental, explicó que en su lucha personal por la causa había sufrido varias veces "torturas por parte del Gobierno marroquí", y que debido a su "postura en contra de la marroquinidad del Sahara" había sido "secuestrado varias veces". "Lo peor es que estos criminales siguen en sus puestos y cometiendo sus crímenes en dichos territorios", lamentó Hamad.

A la marcha también acudió el coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, que además de prestar su apoyo a la misma, instó "al Gobierno español a que cumpla sus obligaciones de Derecho Internacional y sus obligaciones también de Derechos Históricos y Morales con el pueblo saharaui". En este sentido, pidió que se defienda el derecho de autodeterminación y que no se utilice "al pueblo como moneda de cambio en las relaciones con Marruecos".

Con respecto a la postura política que mantiene el Gobierno de España después de las últimas tensiones con Marruecos, Llamazares apuntó que "es bastante insatisfactoria", y que "el gran agujero negro de la política exterior española para el norte de África es el Sahara".

Preguntado por el auto del juez Garzón que abre diligencias a altos cargos de la seguridad marroquí por un delito de genocidio contra ciudadanos saharauis, el coordinador de IU, respondió que se trata de "un auto que debe continuar adelante y que hay que apoyar la autonomía y la soberanía del Poder Judicial".

CONFLICTO DEL CHAD.

En cuanto a la liberación de los españoles retenidos en Chad, Llamazares puntualizó que el problema se había resuelto "como debe resolverse una crisis de estas características, con discreción y con responsabilidad".

No obstante, criticó la postura de "alguna fuerza política de la oposición que cree que vale todo" y concluyó diciendo que "en política no vale todo, sobre todo cuando hay unos compatriotas que se utilizan como elemento de confrontación entre fuerzas políticas".