Publicado 02/03/2015 13:23CET

El año 2014 se registraron 14.400 avisos meteorológicos, un 20% menos, aunque se incrementaron un 74% las alertas rojas

Fotos del temporal
EUROPA PRESS

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido un total de 14.397 avisos de nivel rojo, naranja y amarillo durante el año pasado, según su balance anual de 2014, lo que significa un descenso del 20,9% respecto a 2013, cuando se registraron 18.224. En cualquier caso, durante 2014, se han producido 108 avisos de nivel rojo (frente a los 62 de 2013, lo que implica un 74% más) mientras que las rachas de viento fueron los fenómenos meteorológicos que más avisos provocaron el año pasado.

Según informa la AEMET --adscrita a la secretaría de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente-- el número total de avisos en los últimos años ha registrado constantes variaciones, con 16.085 en 2012; 14.979 en 2011; y 23.403 en 2010.

En cuanto a los avisos en nivel rojo (riesgo extremo), frente a los 62 de 2013, el año anterior se emitieron un total de 103, cifra que bajó a 17 en 2011 y volvió a elevarse hasta los 131 en 2010.

En nivel naranja (riesgo importante), se emitieron 1.808 en 2014, 2.520 en 2013, 2.549 en 2012, 1.479 en 2011 y 3.715 en 2011; mientras que en nivel amarillo (riesgo) se produjeron 12.481 en 2014, 15.642 en 2013, 13.433 en 2012, 13.483 en 2011 y 19.557 en 2010.

Por comunidades autónomas, Galicia cuenta con el mayor número de avisos rojos (con 49 emisiones en 2014) y naranjas (317), mientras que Cataluña es la comunidad con más avisos amarillos (1.962) en el mismo periodo de tiempo.

La AEMET emite avisos a través del Plan Nacional de Predicción y Vigilancia de Fenómenos Meteorológicos Adversos (Meteoalerta) con el objetivo de facilitar, detallada y actualizadamente, información sobre posibles fenómenos atmosféricos adversos que puedan afectar a España hasta un plazo máximo de 60 horas.

Del mismo modo, recuerda que ofrece una información continuada de su evolución una vez que los fenómenos han iniciado su desarrollo. Para ello se contemplan los fenómenos de lluvias, nevadas, rachas de viento, tormentas, temperaturas extremas, fenómenos costeros (viento y mar), polvo en suspensión, aludes, galernas cantábricas, rissagas en Baleares, nieblas, deshielos, olas de calor y de frío y tormentas tropicales.

Para establecer los umbrales de los avisos, AEMET evalúa tanto la "rareza" del fenómeno como la adversidad para la población por lo que existen cuatro niveles: el verde, donde no existe ningún riesgo meteorológico; el amarillo, que supone que no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta; el naranja, para cuando existe un riesgo meteorológico importante (es decir, fenómenos meteorológicos no habituales y con peligro para las actividades usuales); y, por último, el rojo de riesgo meteorológico extremo, para fenómenos meteorológicos no habituales de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población muy alto.

Para leer más