1 de junio de 2020
 
Publicado 16/04/2020 11:14:23 +02:00CET

Ayuda a la Iglesia Necesitada lanza una campaña para sostener a los religiosos de los países pobres

Religiosas de San José en Nueva Écija (Filipinas) preparan ayuda para los enfermos
Religiosas de San José en Nueva Écija (Filipinas) preparan ayuda para los enfermos - ACN

   MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), ha lanzado una campaña de emergencia con el objetivo de recaudar 5 millones de euros para sostener económicamente a los sacerdotes y religiosas de los países más pobres frente a la pandemia por el coronavirus COVID-19.

   Según indica ACN, los sacerdotes y religiosas "han perdido de golpe su forma de subsistencia de vida a raíz de la expansión del COVID-19, ya que las respectivas comunidades e iglesias locales no pueden sostenerles en estos momentos de grave dificultad".

   De esta manera, en algunos países subdesarrollados no pueden desempeñar sus ministerios espirituales y sacramentales ni su atención social como el cuidado de los enfermos y ancianos, la ayuda a los pobres, la visita a los prisioneros, la tarea educativa, la administración de los sacramentos y la enseñanza de la fe.

   Ayuda a la Iglesia Necesitada, "consciente de que su presencia y ayuda es vital en estos momentos en estas comunidades pobres", ha decidido poner en marcha proyectos de subsistencia para el mantenimiento de estos presbíteros y religiosas. La ayuda se canalizará a través de un fondo con este objetivo de 5 millones de euros.

   Por ello, toda la Fundación a nivel internacional y presente en 23 países, hace un llamamiento para sostener a estas comunidades con recursos limitados y ahora empobrecidas por la pandemia. La recaudación irá destinada a las iglesias locales de Oriente Medio, Hispanoamérica, Asia, África y Europa Oriental. Aquellos que quieran colaborar pueden hacer una donación a través de la página web 'www.ayudaalaiglesianecesitada.org' o llamando al teléfono 91 725 92 12.

   El Presidente Ejecutivo de ACN, Thomas Heine-Geldern, ha asegurado que "a medida que una creciente marea de sufrimiento humano relacionado con el COVID-19 se hace sentir en todo el mundo, la atención social y espiritual se dispara".

   "Esta ayuda permitirá aliviar la carga de nuestros valientes sacerdotes y religiosos que están en primera línea llevando el amor y la compasión de Dios a nuestros hermanos y hermanas que sufren. Ahora más que nunca, se necesita la Luz y la Esperanza del Señor", ha señalado Heine-Geldern.