La borrasca 'Bruno' regará de precipitaciones a casi toda la Península y Baleares, con la cota de nieve en 600 metros

Lluvia en Santander
EUROPA PRESS
Actualizado 26/12/2017 14:11:33 CET

   MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La borrasca 'Bruno' llegará este martes con vientos fuertes, precipitaciones abundantes y nevadas importantes en las zonas montañosas casi hasta final de año, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que Bruno llega esta tarde con vientos de suroeste, de carácter cálido y con precipitaciones localmente fuertes y persistentes en el oeste de Galicia y con intervalos de viento fuerte en el litoral y en las zonas altas de la Península y Baleares, al tiempo que se esperan nevadas en zonas montañosas.

   Así, este martes comenzarán a entrar distintos frentes atlánticos, sobre todo afectarán a la vertiente atlántica pero también al resto de la Península, excepto en la costa mediterránea, Cádiz y Málaga. Si bien, ha indicado que las más abundantes se producirán en los sistemas montañoso y en Baleares.

   Las temperaturas diurnas subirán a lo largo de la semana y los vientos soplarán del suroeste y afectarán sobre todo a los litorales y zonas altas. En Canarias habrá vientos.

   Casals ha dicho que los vientos el miércoles girarán y comenzarán a soplar del noroeste. Durante esa jornada, los cielos estarán cubiertos o muy nubosos en la mayor parte de la Península y lloverá, con chubascos, sobre todo en la mitad norte y en Baleares.

   Según ha indicado, estos chubascos podrán ser tormentosos y persistentes en el Cantábrico oriental y durante la mañana las precipitaciones irán remitiendo, excepto en el extremo norte. Después, ha añadido que volverá a llover por la tarde y se intensificarán en las dos mesetas mientras que, de haberlas, serían escasas en el Mediterráneo.

   Sin embargo, en Baleares se esperan chubascos a primeras horas del día y también en las islas canarias de mayor relieve. Precisamente, a ha explicado que a consecuencia del cambio del viento, la cota de nieve bajará y se situará entre 800 y 1.000 metros y entre 600 y 700 metros en Pirineos. En el resto de la mitad norte la cota de nieve se situará en torno a los 1.200 metros y entre 1.200 y 1.500 metros en la mitad sur.

   Respecto a las temperaturas, ha dicho que ese día descenderán las temperaturas diurnas en el Cantábrico y en Pirineos, mientras que ascenderán en la meseta sur y en el oeste de Andalucía.

   En el resto del país no se experan cambios significativos y las heladas se restringirán a las áreas de montaña de la mitad norte y en cuanto a los vientos, ha señalado que soplarán de componente oeste en la Península y Baleares y además serán fuertes y con intervalos de muy fuerte. También se esperan rachas muy fuertes en los litorales y en zonas altas de la Península y Balearse, pero amainará durante la tarde.

   De cara al jueves, la portavoz espera que el cielo siga cubierto o muy nuboso en gran parte de la Península y que las precipitaciones afectarán sobre todo al extremo norte. Asimismo, Casals señala que podrán ser persistentes las precipitaciones en el Cantábrico oriental y en Pirineos y en el resto de la Península se esperan precipitaciones dispersas y ocasionales, sobre todo en el centro y en el sureste.

   En el litoral mediterráneo y en Andalucía occidental se esperan intervalos nubosos y en Canarias podrá haber alguna precipitación en el norte de las islas de mayor relieve.

   Este día se producirán bancos de niebla matinales en las dos mesetas y la cota de nieve estará baja, entorno a 600 a 800 metros en el Pirineo y Cantábrico oriental, aunque subirá este día hasta 1.400 a 1.600 metros a lo largo del día en esa zonas. En el resto de la mitad norte la cota de nieve estará por encima de los 1.200 metros pero después subirá hasta 1.600 o 1.800 metros.

   Respecto a las temperaturas, ha comentado que descenderán en Cataluña y Baleares mientras ascenderán en el resto de la Península, sobre todo cuanto más al oeste y se prevén heladas nocturnas moderadas en Pirineos y débiles en algunos puntos del Cantábrico, la meseta norte y en el sistema Ibérico.

   Durante esa jornada la portavoz prevé que los vientos amainen y solo se esperan intervalos de viento fuerte con rachas muy fuertes en el Cantábrico y en el País Vasco por la tarde y en las sierras del este y sureste peninsular y en Melilla.

FIN DE AÑO, SECO Y FRÍO

   De cara a la recta final del año, Casals ha indicado que el sábado podría haber alguna precipitación en Galicia y en algunos puntos de la meseta norte, pero tenderá a disminuir la nubosidad sobre todo cuanto más hacia el sur y el litoral mediterráneo.

   Respecto a las temperaturas, ha dicho que ascenderán en el norte de la Península, en Andalucía y en Canarias mientras que descenderán en el oeste de la Península.

   Finalmente, respecto a los siguientes días, la portavoz ha dicho que hay incertidumbre pero parece que podría haber precipitaciones en Galicia, Cantábrico y Pirineos y a partir del 1 de enero de 2018 parece que podría entrar otro sistema frontal de oeste a este.

   "Se intuye que podría entrar otro frente y extenderse las precipitaciones en buena parte de la Península y no se descartan en Canarias. Esto conllevaría un descenso de las temperaturas máximas", ha comentado la portavoz sobre el inicio del próximo año.

   En cuanto a las temperaturas, ha dicho que estos días serán más altas de lo normal y apenas sin heladas nocturnas más que en las zonas montañosas y que empezarán a descender los días 30 y 31 y el primero del año comenzarán a bajar y volverán las heladas a la meseta norte, sistema ibérico y zonas montañosas.