Actualizado 17/06/2020 16:08 CET

El cardenal Omella, presidente de la CEE, afirma que hay políticos y obispos en España que "no dan la talla"

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, en el edificio de la Conferencia Episcopal Española en Madrid el 3 de marzo de 2020.
El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, en el edificio de la Conferencia Episcopal Española en Madrid el 3 de marzo de 2020. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

   MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

 El presidente de la Conferencia Episcopal Española y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha afirmado que hay políticos y obispos en España que "no dan la talla" en sus respectivas responsabilidades, mientras que con otros hay que "quitarse el sombrero".

"Tenemos políticos muy respetables ante los que hay que quitarse el sombrero pero desgraciadamente también hay gente que no da la talla, pero eso pasa también en la Iglesia, tenemos obispos y sacerdotes que no damos la talla pero también hay auténticos santos", ha declarado Omella este miércoles 17 de junio en un diálogo virtual con el vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis De Guindos, organizado por la Fundación Pablo VI.

Así, el obispo ha apuntado que, al igual que hay gente que "se va" de la Iglesia por un "escándalo" de un sacerdote, también hay ciudadanos que "se desenganchan de la política" porque "hay políticos que no son buenos".

Si bien, ha precisado que hay otros políticos que "trabajan por el bien común" y ha incluido en este grupo al exministro de Economía del Gobierno de Rajoy, aunque "con luces y sombras". "Usted ha sido de esos que se han entregado, con luces y sombras, como yo", ha matizado el cardenal Omella, a lo que De Guindos ha contestado: "Como todo el mundo".

También ha criticado a los políticos "que el sueldo de muchos se ha subido en lugar de bajarse". "Es una cosa que duele", ha indicado, al tiempo que ha puesto el ejemplo de la Iglesia, desde la que han invitado a los obispos y sacerdotes a "compartir" su salario.

PACTOS FRENTE A CRISPACIÓN

En la misma línea, ha indicado que le "duele mucho" esa imagen de "crispación y enfrentamiento" que hay en España y ha propuesto crear espacios donde puedan sentarse a hablar "sin insultarse" y a "hacer pactos", no solo entre los políticos sino también con los empresarios, el sector educativo o las instituciones de la Iglesia.

Además, el presidente de la CEE ha reconocido que en la Iglesia también tienen que hacer "autocrítica" y, a su juicio, llevan "tiempo haciéndola, por ejemplo en temas de abusos" sexuales a menores cometidos por miembros del clero.

No obstante, ha lamentado que no se destaque también lo que hace bien la Iglesia y que se separe a la jerarquía eclesial de Cáritas porque, aunque la primera "brilla menos" o "ilumina a veces peor" que la segunda, ambas reciben "la misma luz eléctrica que viene del mismo generador de vida y de luz que es Jesucristo". "Hacer esas diferencias de unos contra otros no me gusta", ha zanjado.

Para el arzobispo de Barcelona, el Covid-19 ha sido una oportunidad para descubrir que hay que "estar muy atentos en el camino de la globalización" y que todas las personas se necesitan, "los ricos y los pobres, el norte y el sur".

NO APARCAR A LOS ANCIANOS Y ACOGER AL MIGRANTE

Asimismo, considera que ha contribuido a que las personas valoren más la vida de los mayores, ante las muertes de "tantos" ancianos. "Cómo ha gritado el pueblo cuando ha visto cómo en las residencias moría tanta gente", ha subrayado, al tiempo que ha añadido que no se puede "aparcar y olvidar" a los mayores.

El prelado también ha pedido ayudar y acoger a los migrantes, al igual que hicieron otros países de Europa cuando recibieron a "tantísimos españoles" en la década de 1960. En concreto, Omella ha invitado a ver en el otro a "un hermano" y no a alguien "que puede llevar el virus, que viene a contaminar, a matar o a quitar el trabajo".

Por otro lado, ha animado a quitarse los "complejos" y a volver a los "valores de la tradición cristiana, como la justicia o el respeto al otro" y a los "valores trascendentes" que, según ha precisado, a veces parecen "trasnochados" pero que han sido "la savia" en la historia de la construcción de Europa. Todo esto, según ha añadido, "ha hecho que Europa fuese capaz de conquistar otras tierras" y ha puesto el ejemplo de Cristóbal Colón que "salió de aquí" o del Rey Felipe II que "hizo una expansión del reino de España enorme".

Finalmente, el arzobispo ha destacado la importancia de un trabajo digno para salir de la crisis, ha propuesto al Papa Francisco como ejemplo de un líder que "arrastra" a la gente porque es "coherente" y ha pedido que no decaiga la conciencia sobre la ecología que ha emergido con el confinamiento, durante el cual se ha visto "una atmósfera más limpia", un ambiente "menos contaminado".

"Dentro de unos meses encontraremos la vacuna y querremos volver a ser como antes. No, no podremos ser como antes, tendremos que tener una mirada distinta de respeto a la persona y a la creación", ha subrayado.