La Comisión de Sanidad del Congreso debatirá la reforma del aborto el 7 de julio

Publicado 26/06/2015 17:18:54CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso debatirá las enmiendas a la proposición de Ley Orgánica que reforma la legislación del aborto el próximo 7 de julio, ya en periodo extraordinario, de modo que el texto final pueda votarse y remitirse al Senado en el Pleno que tendrá lugar una semana después, el día 14. La aprobación definitiva no llegará así hasta septiembre.

Según han informado fuentes parlamentarias a Europa Press, la fecha se ha fijado después de tensiones por la intención inicial del Grupo Popular de que este trámite se superase el próximo lunes. Finalmente, los portavoces han acordado fijar como fecha el 7 de julio, aunque por ser ya periodo extraordinario, será la Mesa del Congreso quien lo autorice en su reunión de la próxima semana.

Con el calendario acordado, tras pasar por la Comisión de Sanidad el texto sería sometido a votación en el Pleno del 14 de julio para su remisión al Senado, donde la tramitación arrancará la primera semana de septiembre con el inicio del periodo de sesiones.

La intención del Grupo Popular es que no se introduzca allí ningún cambio, de modo que el texto pueda ser aprobado definitivamente en la Cámara Alta sin necesidad de volver a pasar por el Congreso. La reforma, así, podría estar en vigor antes de que empiece el mes de octubre.

De momento, la Comisión de Sanidad debatirá las enmiendas parciales a la iniciativa que han planteado PSOE, Izquierda Plural, Convergencia, PNV, UPyD y UPN, aunque en la mayor parte de los casos la propuesta es suprimir la reforma o ampliar sustancialmente su alcance y el Grupo Parlamentario Popular ya ha expresado su desacuerdo con ambas posturas.

El objetivo de los 'populares' es ceñirse al cambio que afecta a las chicas de 16 y 17 años de edad, a quienes se pretende imponer consentimiento paterno para poder abortar. Consideran que este es el punto "más delicado" de la ley actual y que será el Tribunal Constitucional, cuando se pronuncie, quien determine el futuro del resto de la norma.

Así las cosas, es previsible que rechace todas las enmiendas de supresión que ha planteado la izquierda parlamentaria pero también las de UPN, que pide modificar el sistema de información para las gestantes de modo que estén obligadas a ver una ecografía y escuchar los latidos del feto antes de decidir si se practican el aborto.

NO ESTÁ CLARO EL VOTO DE LOS DÍSCOLOS

Contarán no obstante, con el apoyo de los diputados de Unió, que no han registrado propuestas de modificación y avalan el cambio en el consentimiento de las menores de edad, una reivindicación que la formación esgrimió durante toda la tramitación parlamentaria de la ley actual.

En el punto de mira están los cinco diputados llamados 'díscolos' del PP, que vienen reclamando a la dirección una posición más contundente. Aunque durante el debate de enmiendas a la totalidad votaron en bloque con los 'populares' porque de otro modo, habrían estado apoyando iniciativas de la izquierda parlamentaria, no está claro lo que harán cuando finalmente el texto llegue al Pleno, previsiblemente, el 14 de julio.

Fuentes de este grupo consultadas por Europa Press explican que votar a favor de una reforma de alcance tan limitado supone indirectamente refrendar el resto de la ley, con la que no están de acuerdo. Consideran que al menos, el PP debería haber incluido en su iniciativa la mención expresa a que el aborto no es un derecho y opinan que, en cualquier caso, mientras no se vuelva a un sistema de supuestos, se estará incumpliendo el compromiso del partido con sus electores.